El inicio del cuento de hadas y la primera salida de Mary y Federico al balcón del palacio

'Ya llevábamos bastante tiempo seguros de estar hechos el uno para el otro, pero Federico también tiene su punto de romanticismo, así que no podía pedírmelo sin darme antes un anillo. O sea, que ya estábamos decididos de antemano, pero todas las formalidades que eso conlleva no estuvieron arregladas hasta más o menos una semana antes de que se me declarara en toda regla. Yo había intuido cuándo sucedería, pero, claro, no lo sabía con total exactitud. Pero cuando él comenzó a comportarse de una forma poco habitual, supe que algo estaba pasando. Sucedió en Roma. Y fue maravilloso'.

Después del compromiso llegó el momento de la primera presentación oficial y ésta, por supuesto, incluía salir juntos al balcón de palacio.

Cuando estaban delante de las puertas aún cerradas, Mary trató de relajarse y respirar profundamente. Tenía la sensación de que no sería capaz de salir. No sentía que no quisiera hacerlo, pero todo resultaba absolutamente abrumador. '¡Allá vamos!', dijo entonces.

'No recuerdo en lo más mínimo la reacción física, casi un grito sofocado, que experimenté justo antes de salir al balcón. Mis amigos me decían: «¡Sí, ese momento en el que casi estabas temblando antes de salir!». «¿De veras hice eso?», pensaba yo, porque las impresiones que recibí fueron del todo inconscientes'.

'Todo esto es una especie de cuento de hadas'
Era la primera vez que Mary estaba junto a Federico de manera completamente oficial. Y ver cuánta gente aprecia a la Familia Real fue una experiencia increíble para ella. Aclamaban a la Reina, al príncipe Enrique, a Federico, y también la aclamaban a ella. Era maravilloso ver tantas banderas australianas dispersas entre la multitud. Y tanta gente feliz.

Para la princesa Mary resultó abrumador ver aquella marea de millares de rostros, no se lo esperaba. Fue un momento muy emotivo. Federico también estaba emocionado y la Reina y el príncipe Enrique parecían muy dichosos. El padre de Mary, en cambio, respiraba tranquilidad. Fue una experiencia increíble. La gente quería que salieran una y otra vez. Un día feliz.

'En realidad se podría decir que todo esto es una especie de cuento de hadas moderno. Los cuentos de hadas tienen lugar en la imaginación de uno, pero yo jamás me había imaginado esto. Es un cuento para cualquiera que encuentra a la persona con la que quiere pasar el resto de su vida y planea casarse. Es un cuento para todos. Mi cuento simplemente es de una escala algo mayor. Pero la esencia es la misma que para cualquier otra pareja. Lo recordamos cada día que pasa y estoy segura de que es lo principal'.

Más sobre

Leer más