Tiara turquesa de Margarita
Una pulsera de trece margaritas graduadas con pétalos de turquesa, que también puede llevarse como diadema. La pulsera formaba parte de un conjunto. Aquí vemos a la joven princesa Ingrid de Suecia llevando como diadema para sujetarse el velo una pulsera trece margaritas graduadas, con pétalos turquesa, centros de perla y adornos de diamante. Creada a finales del siglo XIX, perteneció a su madre, la princesa Margarita de Suecia. La prima de la princesa Ingrid, la futura princesa Marta de Noruega, pidió prestada la tiara y la llevó en la boda de su hermana Astrid con el príncipe belga Leopold en 1926. Cuando era joven, la reina Margarita también tomó prestada la joya de su madre y la llevó como tiara. La sobrina de la reina, la princesa Nathalie de Sayn-Wittgenstein-Berleburg, la llevó en la celebración de las bodas de plata de su tía en 1992.

Estas joyas de turquesa pasaron a la reina Margarita de la reina Ingrid, que a su vez las había heredado de su madre, la princesa Margarita. Las dos grandes piedras del broche (imagen derecha) pertenecieron a la emperatriz Catalina la Grande de Rusia. Las otras piezas fueron regalos de boda a la princesa Margarita de varios miembros de la familia. Casi todas las piezas pueden llevarse por separado o en conjunto. En la foto se ve a la reina Margarita llevando la pequeña tiara de turquesas y diamantes (joyería privada).

Más sobre

Leer más