La reina Margarita de Dinamarca pone fin a sus problemas de espalda

Una intervención de casi cinco horas
La operación, que se desarrolló con anestesia general durante casi cinco horas, fue un éxito. Así lo ha confirmado su esposo, el príncipe Henrik, tras una breve visita, de 20 minutos, en el Hospital Municipal de Aarhus. "Está bien. Todo ha salido bien".

Los cirujanos responsables de la intervención, Ebbe Stender Hansen y Cody Bünger, eliminaron la causa de las molestias y colocaron algunas férulas y tornillos que impedirán, al parecer, que se repita en un futuro el mismo cuadro clínico.

El regreso a casa
El estado de salud de Margarita de Dinamarca es estable y se espera que pueda volver al palacio de Amalienborg dentro de una semana. No obstante, para una rápida y eficaz recuperación, la Reina deberá seguir fielmente las indicaciones de los médicos: no podrá, por ejemplo, moverse en exceso o levantar peso durante seis semanas. Tiempo en el que las molestias desaparecerán y podrá retomar su trabajo normalmente. De cualquier forma, hasta entonces y durante toda su convalecencia, su hijo Federico, Heredero de la Corona, actuará como regente.

Más sobre

Leer más