La Familia Real belga, de turismo en las pirámides de Egipto

Los Reyes de los belgas y sus hijos han sido fotografiados disfrutando de los impresionantes monumentos del país

Con ropa cómoda y cámara de fotos en mano, la Familia Real belga disfruta de unos días de vacaciones en Egipto antes de reincorporarse al trabajo tras el parón navideño. Los Reyes, como muchos de sus compatriotas se han ido en busca de unos días de sol, pero en lugar de recalar en alguna playa mediterránea, han optado por recorrer las históricas pirámides y la Gran Esfinge de Giza junto a otros turistas, que seguramente no contaban con encontrarse con tan ilustres compañeros de viaje.

belgas1VER GALERÍA

belgas2VER GALERÍA

belgas5VER GALERÍA

Felipe de Bélgica no se separó de su cámara de fotos para no perder detalle del impresionante entorno en el que se encontraba. Con la ayuda de un guía local, la familia recorrió las famosas pirámides y posó con el grupo de turistas que hacían su mismo recorrido. Matilde, con gafas de sol y una chaqueta estampada en tonos fucsia y azul, derrochó sonrisas durante toda la visita y agradeció amablemente al guía con un apretón de manos los servicios prestados.

belgas4VER GALERÍA

Las princesas Elisabeth y Eleonore y los príncipes Gabriel y Emmanuel también se mostraron encantados con los increíbles monumentos egipcios. La heredera al Trono, muy pendiente de sus hermanos, disfruta estos días de su familia antes de retomar sus estudios de bachillerado internacional en Reino Unido. A sus 17 años, Elisabeth deslumbró en el tradicional concierto navideño en el Palacio Real de Bruselas al que asistió con un elegante vestido largo que recordaba al estilo y la clase de su madre.

belgas3VER GALERÍA

belgas6VER GALERÍA

No es la primera vez que los Reyes de los belgas son captados por las cámaras disfrutando de unos días en familia. El pasado mes de abril, fueron fotografiados durante su segunda etapa del Camino de Santiago en la Rioja, en la que recorrieron los cerca de 30 kilómetros que separan Logroño de Nájera. Ya en 2017 realizaron algunas etapas del tramo navarro junto a otros peregrinos. Felipe de Bélgica siempre ha intentado inculcar su amor por el deporte a sus hijos. Además, de las excursiones culturales, el monarca también es un amante del senderismo, el running o el esquí y destaca su afición por el kitesurf.

More about