Se espera que aterrice en Bruselas a lo largo del día

Paola de Bélgica sufre un derrame cerebral

La madre de Felipe de Bélgica se encontraba de vacaciones en Venecia con su marido, el rey Alberto de Bélgica, y ya ha sido trasladada a un hospital en Bruselas

Los medios de comunicación belgas publican que Paola de Bélgica sufrió una apoplejía durante la noche el martes. La Reina, de 81 años y madre del actual monarca, Felipe de Bélgica, se encontraba de vacaciones en Venecia con su marido, Alberto de Bélgica, cuando tuvo un derrame cerebral y fue atendida de urgencias en el Hospital Santi Giovanni e Paolo de Venecia.

paola-belgicaVER GALERÍA

En torno a las once de esta mañana la Casa Real ha emitido un comunicado que dice literalmente: "A causa de un problema de salud, Su Majestad la Reina Paola será repatriada hoy a Bélgica para ser sometida a un examen clínico". Una información que viene a corroborar lo que había pulblicado la Radio Télévision Belge Francophone (RTBF) a primera hora de este mañana, cuando aseguró que se estaba organizando un traslado de urgencia a través del aeropuerto de Melsbroek (noreste de Bruselas). La llegada de la Reina al país se ha producido a las 17h15 del miércoles y ha sido trasladada al servicio de neurología de las clínicas universitarias Saint-Luc de la capital belga en una ambulancia escoltada por la policía. El citado medio añade que el entorno del palacio se muestra "tranquilizador" puesto que "la situación estaría bajo control". A última hora de la tarde llegaba el rey Felipe para visitar a su madre.

"La Reina no corre peligro", concluye la cadena de radiodifusión pública que en su última información señala que la Casa Real menciona un "malestar" o un "incidente" sin más precisión, por lo que esperan que el diagnóstico se haga público cuando Paola regrese a Bélgica. Sobre esto, la RTBF señala que no se espera que regrese en un avión medicalizado, ya que no se encuentra paralizada y que no está siendo atendida por el servicio especializado para el tratamiento de accidentes cerebrovasculares graves.

paola-gettyVER GALERÍA

La agencia de noticias italiana Ansa publica que los doctores del Hospital Santi Giovanni e Paolo de Venecia han señalado que la condición de la Reina no es grave y transmiten el cariñoso mensaje de Sergio Mattarella, Presidente de la República de Italia: "He recibido con preocupación la noticia de la enfermedad que afectó a la reina Paola durante su estancia en Venecia. Quiero enviarle un afectuoso saludo y el deseo de una pronta recuperación. En mi nombre y en el de todos los italianos enviamos a Su Majestad, a la Familia Real y a todos los ciudadanos belgas nuestro sentimiento de amistad y cercanía". No en vano la que fuera Reina consorte de los belgas hasta julio de 2013 nació como Princesa Ruffo di Calabria, desciende de uno de los linajes más antiguos de Italia, en la localidad italiana Forte dei Marmi. 

"Todo va bien", ha indicado Michele Alzetta, jefe de urgencias del hospital Santi Giovanni e Paolo, al micrófono de la RTBF: "La Reina ha tenido un malestar pasajero al que le correspondía un control en profundidad. Su estado no es preocupante. Ha llegado aquí esta noche y hemos realizado una serie de exámentes para que pueda volver a su casa con toda la tranquilidad y lo más rápido posible".

El primer ministro Charles Michel, que está actualmente en Nueva York, con motivo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, ha mandado sus mejores deseos a la reina Paola, según ha confirmado su portavoz: "Está informado de su estado de salud y le desea una buena recuperación".

Paola de Bélgica sufre un derrame cerebralVER GALERÍA

Hay que recordar que en septiembre de 2015 la Reina también se enfermó durante sus vacaciones en Italia, fue entonces cuando el Palacio informó que sufre trastornos del ritmo cardiaco además de una osteoporosis que le costó la fractura de una vértebra en el 2016 y de la cadera en el 2017. Ese mismo año, durante el verano, vimos a la Reina celebrar su 80º cumpleaños rodeada de sus nietos y nietas, entre ellas, la princesa heredera Elisabeth de Bélgica, con la que quiso soplar las velas. 

Más sobre