Los reyes Felipe y Matilde y sus cuatro hijos han dado un nuevo soplo de aire fresco al álbum real durante sus vacaciones familiares de invierno en la estación de esquí de Verbier, en los Alpes suizos. La Casa Real hizo públicas en la tarde de ayer una serie de fotografías y un breve vídeo de la semana blanca de la Familia Real de los Belgas.

belgas-2VER GALERÍA

Bolas de nieve que se estampan contra el objetivo amigo, descensos vertiginosos con derrapes de esquíes, pinceladas de moda a todo color sobre el blanco lienzo alpino, un gorjeo de risas principescas... ilustran las imágenes más frescas de los reyes Felipe y Matilde y sus hijos, los príncipes Elisabeth, de 14 años, Gabriel, de 12, Emmanuel, de 10 y Eléonore, de 7, disfrutando de las pistas otro año más por estas fechas.

Comenzaron
su descanso el pasado sábado y está previsto que pasen esta semana en casa de unos amigos. Los hijos de los Reyes se han mostrado especialmente contentos con la perspectiva de estos días de asueto. Y es que los Príncipes son, al igual que sus padres, grandes aficionados al esquí, el deporte rey del invierno. No en vano, cuenta con numerosos entusiastas en las Cortes Reales, aunque el antiguo rey Alberto II de Bélgica no sea precisamente uno de ellos.

belgas-3VER GALERÍA

-Elisabeth de Bélgica, toda una princesa en el Día Nacional

-Elisabeth de Bélgica, referente de la nueva generación de pequeños herederos al trono


La ocasión la pintaban blanca para volver a admirar las maneras de la princesa Elisabeth, futura Reina de Bélgica y referente de la nueva generación de pequeños Herederos al trono. Se divertía como todos sus hermanos con sus mismos juegos en la nieve, pero se adivinaba en su dulce rostro, en su esbelta figura y en sus elegantes gestos de ayer lo que aún tardará en apreciarse en los de los demás. Que, día a día, y aparición a aparición, es menos niña y más Princesa.

belgas-4VER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar