La Familia Real de los belgas se reúne en el enlace del príncipe Amadeo y Lili Rosboch

La boda se ha celebrado en Roma, ciudad natal de la novia, y ha sido una ocasión ideal para mostrar unidad dentro de la familia, ya que en los últimos meses se ha puesto en entredicho su relación

VER GALERÍA
PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA FOTOGALERÍA

 Una boda es motivo de alegría y este sábado la Familia Real de los belgas al completo ha viajado a Roma para acompañar al príncipe Amadeo, hijo de los príncipes Astrid y Lorenzo y sobrino del rey Felipe, en su enlace con la periodista italiana Elisabetta Rosboch von Wolkenstein, conocida familiarmente como Lili Rosboch. La ceremonia, que ha tenido lugar en la Basílica de Santa María en Trastevere, ha sido oficiada por el cardenal belga Godfried Danneels, que ha leído un mensaje de felicitación del Papa Francisco. El rito ha durado aproximadamente dos horas en las que se han utilizado diferentes idiomas: italiano, francés y alemán. 

VER GALERÍA

El príncipe Amadeo, sexto en la línea sucesoria al trono de Bélgica, ha llegado al templo con su madre y madrina, la princesa Astrid. Minutos después, llegaba la novia con un precioso diseño de Valentino del brazo de su padre y padrino, Ettore Rosboch von Wolkenstein. La italiana ha elegido para la ocasión un vestido de cola larga, con encaje y cerrado hasta el cuello, pero con transparencias que dejaban apreciar un escote palabra de honor. La periodista ha optado por un peinado recogido con raya lateral, tapado por un velo largo con detalles en encaje y sujeto por una diadema de pedrería.

VER GALERÍA

Las hermanas del príncipe Amadeo, Luisa María y Laetitia María, han actuado como damas de honor de la ceremonia, al igual que la princesa heredera belga Elisabeth y la princesa Louise, hija del príncipe Laurent, tío del contrayente. Luisa María ha conquistado Roma con su belleza y ha acaparado gran protagonismo durante el enlace, como ya ocurriera con Pippa Middleton en la boda de su hermana Catherine. La joven ha sido la encargada de colocar el vestido de la novia y, siguiendo el ejemplo de anteriores damas de honor, ha apostado por un vestido blanco. 

VER GALERÍA

Los tíos del novio, Felipe y Matilde de Bélgica, han llegado a la Basílica de Santa María en Trastevere con sus tres hijos pequeños, Gabriel, Emanuel y Eleonore. Una vez más, la reina Matilde dio una lección de estilo con un diseño azul de Natan y un tocado beige. Tampoco se perdieron el enlace Laurent y Claire de Bélgica, acompañados de sus gemelos Nicolás y Americ, nacidos el 16 de diciembre de 2005. Los abuelos del novio, Alberto y Paola de Bélgica se han mostrado muy emocionados a su llegada al templo, sobre todo, la antigua soberana, quien ha regresado a sus orígenes italianos (nació el 11 de septiembre de 1937, Forte dei Marmi, Italia). La ausencia más destacada ha sido la de Fabiola de Bélgica, cuya delicada salud no atraviesa por su mejor momento. 

VER GALERÍA


Entre los invitados al enlace se encontraba la princesa Beatriz de York, que ha acudido sola sin la compañía de su novio, Dave Clark. Las amigas de la novia han puesto la nota de color al enlace. Aunque se especuló con su posible asistencia, finalmente Beatrice Borromeo, novia de Pierre Casiraghi, no ha asistido a la boda, pero sí lo ha hecho su hermana Lavinia. La aristócrata ha llegado del brazo de su marido John Elkann, heredero del imperio Fiat, con quien se casó en el año 2004 y con quien tiene dos hijos, Leone y Oceano. Ginevra Elkann y Giovanni Geatani Dell'Aquila D'Aragona tampoco quisieron perderse el enlace y acudieron con su hijo.

VER GALERÍA

Toda la Familia Real de los belgas ha vuelto a reunirse en un nuevo feliz acontecimiento después de la Coronación de los nuevos Reyes y del compromiso del príncipe Amadeo y Lili Rosboch. Esta boda ha sido una ocasión ideal para mostrar unidad dentro de la Familia Real, ya que en los últimos meses se ha puesto en entredicho su relación. Los medios belgas comentan que la relación entre el antiguo soberano y su hijo no pasaba por uno de sus mejores momentos, a juzgar por la entrevista no autorizada por palacio que concedieron Alberto y Paola de Bélgica hace un mes. Tampoco ayudó a mejorar la imagen de la familia que Alberto y Paola de Bélgica no interrumpieran sus vacaciones en el extranjero cuando el príncipe Laurent permaneció semanas hospitalizado y en coma inducido por una grave neumonía hace unos meses; ni se consideraron oportunas unas posteriores declaraciones de la reina Paola acerca de la vulnerabilidad del príncipe Laurent para justificar su ausencia.

La historia de amor de los novios
El príncipe Amadeo y Lili Rosboch, que se conocieron hace cinco años, tienen su residencia en Nueva York, donde él ha retomado sus estudios en la Universidad de Columbia después de haber trabajado para la consultora Deloitte, y ella es periodista para la agencia de prensa Bloomberg Muse. Lili Rosboch es la hija única del productor de cine Ettore Rosboch von Wolkenstein y de la condesa Lilia de Smecchia. Criada en Roma, en 2006 se trasladó a Londres para estudiar literatura y cine, y más tarde, interesada por la escritura, realizó unas prácticas en la sección cultural de Bloomberg, que le ofreció un empleo en 2010. Curiosamente, la reina Letizia también trabajó para Bloomberg antes de casarse con Felipe VI.

Más sobre

Leer más