Laurent de Bélgica escribe una carta de amor a su esposa, la princesa Claire

El Príncipe deseaba expresar de corazón "lo feliz que es de haberla conocido, que la tiene en la más alta de las estimas, que la ama profundamente y que está infinitamente agradecido por los hijos que le ha dado... Compartir cada día que pasa con ella es una dicha"

Laurent de BélgicaVER GALERÍA

 

Más valiosa quizás no, pero más romántica que una joya, un ramo de flores o unos bombones es una carta de amor como la que Laurent de Bélgica, hermano del Rey, ha escrito a su esposa, la princesa Claire, por su 40º cumpleaños. Para marcar el señalado aniversario de su mujer, el príncipe Laurent envió en un alarde de romanticismo un comunicado oficial que bien se puede considerar una declaración de amor incondicional.

"Con ocasión del 40º cumpleaños de la princesa Claire, Su Alteza el príncipe Laurent desea expresar de corazón lo feliz que es de haberla conocido, que la tiene en la más alta de las estimas, que la ama profundamente y que está infinitamente agradecido por los hijos que le ha dado, los cuales son la razón de su felicidad y de su orgullo. Compartir cada día que pasa con ella es una dicha", reza la nota del príncipe Laurent, que contrajo matrimonio con Claire Coombs -hija del presidente de la firma británica Nico, especializada en materiales plásticos y elásticos- el 12 de abril de 2003 y es padre de tres niños: la princesa Luisa, nacida el 6 de febrero de 2004, y los gemelos Nicolás y Americ, nacidos el 16 de diciembre de 2005.

A la princesa Claire le debe los años más felices de su vida, tres preciosos hijos... y la restauración de la relación con su padre, ya que la Princesa medió en su momento entre el rey Alberto y el príncipe Laurent de los belgas. Las diferencias entre padres e hijos ocurren hasta en las mejores familias, pero no todas tienen la suerte de contar con alguien dispuesto a limar asperezas y a luchar por la unión familiar como la princesa Claire en la Familia Real belga. Su esposo, el príncipe Laurent, era la oveja negra debido a una serie de escándalos que protagonizó en los últimos años y que le distanciaron de su padre, el rey Alberto. Hasta tal punto era difícil la relación entre ambos, que la ausencia del Príncipe y la de la Princesa en las citas familiares importantes se interpretaban como un indicio de que el príncipe Laurent jamás recuperaría su estatus oficial. Pero lo cierto es que el hijo pródigo volvió a casa.

La posición del príncipe Laurent dentro de la Casa Real belga mejoró significativamente en los años previos a la abdicación del rey Alberto. Y, según la periodista Kathy Pauwels, en declaraciones al diario De Standaard, el cambio se debió a la mediación de su esposa, la princesa Claire: ¨Ella se ocupó de que el Rey volviera a tener contacto con su hijo tendiendo todo tipo de puentes entre ambos. El príncipe Laurent debería estarle muy agradecido a su mujer¨. Lo está, no hay más que oírle.

Más sobre

Read more