El rey Felipe de Bélgica ayudó con 129.000 euros a 650 belgas en dificultades

Siguiendo los pasos de su padre, el soberano ha predicado con el ejemplo


Son muchas las personas que están viviendo momentos difíciles y que no han podido disfrutar de estas fechas como les hubiera gustado. El mundo está pasando por una época complicada, sin embargo, es precisamente ahora cuando estamos viendo cómo aflora la solidaridad y el apoyo entre unos y otros. El rey Felipe de Bélgica ha querido predicar con el ejemplo y, según acaba de confirmar la Casa Real, el soberano concedió en 2013 un total de 129.000 euros a 650 ciudadanos belgas que le escribieron una carta en búsqueda de ayuda.

Felipe, que subió al trono el pasado 21 de julio, ayudó así con el mismo monto y al mismo número de ciudadanos belgas que un año antes hizo su padre, Alberto II, indicó la Agencia Belga. La ayuda económica supone unos 200 euros por cada persona que recibió la ayuda del rey de los belgas.

El Palacio Real decidió aprobar cada intervención del Rey sobre la base de un informe del servicio social que gestiona el dossier de las personas que demandan ayuda. La asistencia de la Casa Real belga también puede consistir en remitir la solicitud de ayuda a las instancias competentes, y le da seguimiento para estar al tanto de los avances que se producen.

Para la Casa Real, el hecho de que el importe de la ayuda concedida en 2013 sea equivalente al otorgado el año anterior, al igual que el número de ciudadanos que se han beneficiado de la misma, es una muestra de la continuidad en el reinado de Felipe de esta política, impulsada por Alberto II.

Más sobre