Por primera vez el Gobierno belga detalla el presupuesto de la Casa Real

 

Reyes de BélgicaVER GALERÍA

 

Como consecuencia de las reformas que está efectuando el Gobierno belga en pos de la mayor transparencia de las cuentas públicas, por primera vez en la historia los presupuestos generales recogen de forma completa y detallada las partidas destinadas a la Casa Real. En 2014 un total de 38.742.000 euros del erario público se empleará para financiar la jefatura del Estado, en concepto de dotaciones personales o remuneraciones que cada miembro de la Familia Real recibe del estado, y las partidas que diferentes ministerios dedican a la Casa Real.

El desglose del presupuesto de la Casa Real en 2014 se divide en gastos personales y gastos generales. En la primera partida se incluyen los sueldos de los miembros de la Familia Real que serán los siguientes: el rey Felipe recibirá 11.651.000 euros; el rey Alberto, 931.000 euros; la reina Fabiola, 460.000 euros; la princesa Astrid, 323.000 euros, y el príncipe Laurent, 310.000 euros. En la partida de generales aparecen, algo inédito hasta el momento, todas las previsiones de gastos que ocasionará la jefatura del Estado.

La mayor parte se concentra en la partida de seguridad. La protección de los miembros de la Casa Real costará en 2014 según las previsiones unos 17 millones de euros. Por lo demás se destinan importantes cantidades de dinero al Ministerio de Defensa, que se encarga del transporte aéreo de la Familia Real, y al mantenimiento del patrimonio inmobiliario, palacios y otros edificios, de la Casa Real. La estimación presupuestaria también indica el presupuesto con el que los reyes Felipe y Alberto y los príncipes Astrid y Laurent cuentan para sus colaboradores, limitando además su número: el Rey puede tener un máximo de 35 colaboradores a su servicio y el rey Alberto diez. La previsión del Gobierno belga es que el año próximo la Casa Real gastará 25.061.000 euros en el ejercicio de sus funciones. Una cantidad de dinero sensiblemente superior a la que se pensaba hasta ahora que costaba la monarquía en Bélgica.

 

Rey de BélgicaVER GALERÍA

 

Pero nunca llueve (y menos si se trata de dinero) a gusto de todos. Es por ello que Alberto de Bélgica, padre del actual rey Felipe, habría pedido al Gobierno que se haga cargo de alguno de sus gastos, después de que sus ingresos hayan disminuido drásticamente tras dejar de ser soberano en julio pasado, según informaciones del diario Le Soir. Desde que Felipe y Matilde de los belgas ocuparan el trono, la dotación del rey Alberto ha pasado de los 11,5 millones de euros anuales a 923.000 euros. Además, desde que el Gobierno cambiara el sistema de dotaciones a los miembros de la Casa Real el pasado verano, el antiguo soberano tiene que hacer frente al pago del IVA y otros impuestos, lo que le supone un gasto estimado de 200.000 euros anuales. El rey Alberto, según Le Soir, consideraría esta situación como una muestra de ingratitud del Ejecutivo belga y habría hecho saber a varios ministros que se encuentra en dificultades económicas para poder mantener su ritmo de vida habitual. El portavoz de Palacio ha declinado pronunciarse al respecto. Lo único confirmado hasta el momento son los 39 millones de euros presupuestados en 2014 para la Casa Real belga.

Más sobre