En agosto comenzaron a surgir los rumores de que el Príncipe Harry y Meghan Markle habían recibido un nuevo integrante en la familia y los Duques de Sussex lo han confirmado. En aquel momento se decía que se trataba de un labrador negro que han bautizado como Oz. Fue durante su visita a la Survivors’ Network en Brighton este miércoles cuando hicieron referencia a su nuevo cachorro, aunque aclararon algunas cosas y es que se trata de una hembra y su nombre no es ni cercano al que se había rumorado, aunque Meghan no quiso especificar cuál es.

Meghan Markle y el Príncipe HarryVER GALERÍA

Si Meghan fue la primera en hablar del nuevo integrante de la familia, Harry no se quedó atrás. Mientras platicaba con algunas personas que se reunieron para saludarlo, sencillo como siempre, se presentó con ellas: “Mi nombre es Harry. Tengo dos perros con mi adorable esposa estadounidense”. En un momento de su visita a Sussex, los Duques recibieron como regalo un dibujo de su perro Guy, a lo que Harry dijo: “Nadie ha visto a nuestro (nuevo) perro”, mientras Meghan respondió: “Ya sé y siguen equivocándose con su nombre”. Ha de decirse que el dibujo, que fue descrito como feminista por la representante de la fundación que lo entregó, arrancó una carcajada de la Duquesa por su ingenio.

Las primeras noticias de la adopción del cachorro se dieron en el verano, cuando el Dailymail reportó que el perro dividiría su tiempo entre el Palacio de Kensington –residencia oficial de los Duques- y su casa de campo en Cotswolds. Semanas después, la biógrafa real, Sally Bedell Smith, confirmaba la información en USA Today señalando que el nombre del perro era Oz, algo que ahora queda descartado.

Meghan Markle y el Príncipe HarryVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Falda de piel, su chongo característico y una bolsa que nadie pudo ignorar, así el look de Meghan en Sussex

Harry y Meghan demuestran en Sussex que la luna de miel no ha acabado

Esta adopción no ha sido una sorpresa, pues a lo largo de los años, Meghan ha manifestado su amor por los perros. Durante sus años en Toronto, Meghan se veía siempre acompañada por sus dos perros adoptados, Bogart y Guy, a pesar de que cuando anunció su mudanza a Londres por su compromiso se dio a conocer que Bogart se tendría que quedar en Canadá porque era muy viejo para viajar.

Que si Bogart tuvo que quedarse con unos amigos, Guy está dándose la gran vida en el Palacio de Kensington. Hay que recordar que apenas unos días antes de la boda, el simpático perro fue visto viajando en coche nada más y nada menos que con la Reina Isabel en su camino a Windsor.

Meghan Markle y GuyVER GALERÍA

 

Más sobre