Donald y Melania Trump en su encuentro con la Reina Isabel II para tomar el té

El presidente Donald Trump y su esposa, Melania, se reunieron con la Reina Isabel II en el castillo de Windsor para tomar el té

La Reina Isabel II recibió este viernes al presidente Donald Trump y a su esposa, la Primera Dama, Melania, en el castillo Windsor, a 40 kilómetros de distancia de Londres, para tomar el té. La Monarca se mostró sonriente al recibir a la pareja estadounidense estrechando sus manos mientras cruzaban algunas palabras a en las puertas del castillo. Con esta visita, Donald Trump se convirtió en el 12o Presidente de Estados Unidos en conocer a la Reina, siguiendo los pasos de sus recientes predecesores, George W. Bush y Barack Obama.

reina-isabel-trumpVER GALERÍA

Previo a una reunión privada al interior del castillo, la Reina y el presidente Trump escucharon los himnos de cada país, interpretados por la Guardia de Honor para después ver desfilar a los militares. La Reina dirigió a Donald durante esta breve ceremonia en la que ambos pasaron revista a la Guardia Real, ambos con un semblante sonriente y rodeados de la máxima cordialidad. Para esta ocasión, la Reina optó por un vestido azul con amarillo que cubrió en su mayoría con un abrigo también azul, mientras que la Primera Dama lució un traje crema con un cinturón negro que enmarcaba su figura y una falda por debajo de la rodilla. 

Notas relacionadas:

- Los antecedentes (más o menos polémicos) que marcan el encuentro de Donald Trump con la Reina de Inglaterra

- Como toda una princesa, Melania Trump llega al palacio Blenheim

Concluida la ceremonia de recibimiento, la Reina invitó a los Trump a pasar al castillo para tomar el té, una de las tradiciones más conocidas de Inglaterra que, a su vez, marca el último acto de la visita oficial del presidente Trump a Reino Unido. Por la mañana, antes de reunirse con la Monarca, Donald y su esposa tuvieron una plática con Theresa May, la primera ministra británica, con quien se habían encontrado la noche anterior en una cena en el palacio Blenheim, en el que la primera dama irradió estilo con un vestido de gala en tono amarillo. De acuerdo con la agenda del presidente, después de su reunión con la Reina, él y su esposa se dirigirán a la ciudad escocesa Glasgow, en donde pasarán el fin de semana en una visita privada.

reina-isabel-trump-1aVER GALERÍA

Las reglas que Donald Trump respetó en este encuentro

Para su reunión con la Reina Isabel, Donald Trump debió seguir un estricto protocolo perfectamente estudiado. Una de las reglas que debió acotar fue esperar a que la Monarca le tendiera la mano antes de saludarla, aunque, según detalla Daily Mail, no era necesario hacer una reverencia. Al contrario de los saludos vigorosos con los que se conoce a Donald Trump, con la Reina tuvo que ser más sutil y estrechar su mano ligeramente. Donald y Melania también debieron dirigirse a la Monarca como "Su Majestad" en su primer encuentro. Durante el encuentro de té, la Reina suele mostrar a sus invitados en dónde sentarse y también es la primera en servir la bebida sin esperar a que ellos lo hagan por sí mismos.

 

Más sobre

Regístrate para comentar