El bautizo de Adrienne de Suecia, marcado por las novedades y una sorprendente ausencia

El primer sacramento de la tercera hija de Magdalena de Suecia y Chris O'Neill, que tiene lugar en Estocolmo, coincide con el aniversario de boda del matrimonio

A pesar de que los bautizos de la Casa Real de Bernadotte sigue a detalle un programa que cumple con todas las tradiciones dictadas para la ocasión, la realidad es que cada uno de ellos refleja claramente la personalidad de sus padres. Si la última celebración de este tipo, el bautizo de Gabriel de Suecia, se caracterizó por un gusto invernal y un pequeño guiño a la Navidad, la ceremonia bautismal de la princesa Adrienne celebrada este 8 de junio ha marcado una pauta, ya que la princesa Magdalena y Chris O'Neill han sorprendido con algunas novedades. 

Bautizo AdrienneVER GALERÍA

La isla de Lovön ha recibido a los invitados al bautizo de la séptima nieta de los Reyes de Suecia y décima en la línea de sucesión al trono con un sol radiante y un incidente, uno de los miembros de la Guardia de Honor ha sufrido un desvanecimiento mientras formaban por fuera de la capilla. Entre las 11:00 y las 11:40 de la mañana ha comenzado el desfile de invitados a la iglesia del Palacio de Drottningholm: amigos íntimos de la pareja; familiares, como las cuatro hermanas del Rey con sus familias y una amplia representación de los O'Neill; y autoridades como Stefan Löfven, Primer Ministro del país, con su mujer, han llegado a un templo que en esta ocasión estaba adornado con flores en tonos rosas y blancos, que era una muestra de lo mejor de la primavera sueca. 

Bautizo Adrienne invitadosVER GALERÍA

A las doce en punto, siguiendo la agenda prevista, han comenzado a llegar los primeros miembros de la Familia Real. Los príncipes Carlos Felipe y Sofia con sus pequeños, Alexander y Gabriel; despues ha llegado la heredera, Victoria, con su marido, el príncipe Daniel, y su hijo pequeño, Oscar... ¿Dónde está Estelle? Esta misma mañana su nombre estaba en el listado de invitados que ha compartido la Casa Real y ha sido fotografiada llegando junto a sus padres al palacio. El diario sueco Expressen ha publicado que la Familia Real ha confirmado durante la recepción que la Princesa, que el pasado miércoles correteaba celebrando el Día Nacional, no se encontraba del todo bien para asistir a la ceremonia y por eso no ha llegado a entrar a la capilla.

StelleVER GALERÍA

Acto seguido ha sido Eva O'neill, la madre de Chris, la que ha hecho su entrada. Entonces las trompetas han anunciado la llegada de los abuelos, los Reyes de Suecia, y de los oficiantes de la ceremonia, una vez más la elegida ha sido Antje Jackelén, obispa primada de la Iglesia de Suecia, quien ha celebrado los bautizos anteriores y que antes de entrar en la capilla ha confesado a la prensa que lo único que le pone nerviosa son las cámaras, no en vano, esta ceremonia es emitida en directo por la televisión pública del país.

ReyesVER GALERÍA

Como en un cuento de primavera, la princesa Magdalena, con flores en el vestido y el pelo, ha entrado cuando han empezado a sonar las alegres notas de For the Beauty of the Earth. La protagonista del díaAdrienne, dormía placidamente en sus brazos con el tradicional faldón de cristianar de los Bernadotte, el mismo que se estrenó el príncipe Gustavo Adolfo cuando fue bautizado en 1906 y que a lo largo de todo un siglo lo han usado todos los miembros de la Familia Real. Chris O'Neill entraba con Nicólas en brazos y Leonore al lado, que un primer momento parecía más formal, ejerciendo de nieta mayor ante la ausencia de Estelle. 

El primero en tomar la palabra ha sido Chris, que se ha puesto en pie y en inglés ha agradecido el amor que han hecho llegar todos los presentes a Adrienne. Después ha llegado el turno de los padrinos, la gran novedad de la ceremonia. Por primera vez no se ha elegido a ningún miembro de la Familia Real para este papel, justo cuando más sonaban los nombres de los tíos políticos de Adrienne, la princesa Sofia y el príncipe Daniel, los padres han elegido cinco amigos y un solo familiar, la sobrina mayor de Chris, Anouska d'Abo.

Bautizo AdrienneVER GALERÍA

Los seis padrinos que han rodeado al bebé han sido Nader Panahpour, amigo de la infancia de Chris; Coralie Charriol Paul, amiga de la pareja y de la familia de joyeros Charriol; Gustav Thott, que el sábado pasado se casó con "Lussan" Gottlieb, la mejor amiga de Princesa que a su vez es la madrina de Leonore; y Charlotte Kreuger Cederlund y Natalie Werner, ambas del círculo de amigas de toda la vida de Magdalena; es más la Princesa fue dama de honor de las dos.

Una vez más los pequeños de la casa han sido los protagonistas, uno de los oficiantes ha llamado a todos los pequeños en torno a la pila bautismal y juntos han vertido el agua. Leonore, Alexander, Oscar y Nicolás han protagonizado el momento más entrañable de la ceremonia siguiendo los pasos de lo que hizo Estelle en el último bautizo. Mientras el pequeño Gabriel, al que le hemos podido ver hoy unos grandes ojos azules, mordisqueaba el programa de la ceremonia en brazos de su padre, Carlos Felipe de Suecia.

Bautizo Princesa AdrienneVER GALERÍA

Adrienne ha recibido las aguas de  fuente real de la isla sueca de Öland sin derramar ni una lágrima y después Antje Jackelén ha comenzado un sermón en el que ha tenido el gesto con la familia O’Neill y ha abandonado el sueco para felicitar en inglés a Magdalena y a Chris  que hoy celebran además su quinto aniversario de boda. Llegado este momento la pareja ha intercambiado alguna mirada y en un segundo todo se ha descontrolado… Adrienne ha comenzado a llorar con intensidad y Leonore, que llevaba toda la ceremonia agitando su abanico, dejó la formalidad con la que entró en la capilla a un lado y se convirtió en la otra protagonista del día.  La princesa Leonore se ha quitado los zapatos y se ha tirado sobre la alfombra que hay a los pies del altar, mientras todos le invitaban a regresar a su sillita dorada y sus padres le echaban miradas muy serias . Tal ha sido la negativa de Leonore ha calzarse que incluso cuando ha terminado el bautizo y todos han salido al exterior, ella lo ha hecho sin zapatos y caminando con soltura sobre el suelo de gravilla. 

Bautizo de AdrienneVER GALERÍA

Como ha hecho con sus seis nietos anteriores, el rey Carlos Gustavo de Suecia aprovechó la ceremonia para otorgar a la pequeña la condecoración más importante de Suecia, la Orden de los Serafines, que Adrienne no podrá usar hasta su mayoría de edad. Tras este solemne momento la familia y los invitados han hecho el típico paseíllo de camino a la recepción mientras se han disparado las salvas en honor a Adrienne, el desfile de damas ha puesto de manifiesto que el color rosa ha sido el elegido por la mayoría, también se ha podido ver a los Reyes charlar con Eva O’Neill o a príncipe Alexander haciendo una demostración de saltos. Todavía faltaba la foto de familia en las escaleras del Palacio, ocasión que Leonore ha aprovechado para esconderse en las faldas de su madre y convertirse en la otra ausente, por un momento, en el Bautizo Real.

Papás AdrienneVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar