Ya está lista la tumba en la que será enterrada Margarita de Dinamarca... y no te dejará indiferente

Casi tres meses después del fallecimiento de su marido, el príncipe Henrik, han finalizado las obras del llamativo cenotafio que mandó construir la Monarca para acoger los restos de ambos

La reina Margarita de Dinamarca ha estado preparando su último lugar de descanso por años. Esta semana, los encargados de ultimar las labores terminaron de instalar la tumba, que quedó totalmente cubierta y cerrada. No se abrirá hasta que llegue el momento del fallecimiento de la Monarca. La elaboración del sarcófago comenzó en el año 2003 y siete años más tarde se presentó el proyecto del cenotafio. El año pasado, la Reina escogió los materiales y puso en marcha la última etapa; incluso solicitando los servicios de un director de documentales, Pavel Stingl, para que inmortalizara con su cámara el desarrollo de toda la obra en un filme que llevará por título Sarcófago de una reina

Margarita de DinamarcaVER GALERÍA

La Casa Real danesa difundió varias imágenes del proceso final, que fue llevado a cabo en la capilla de Santa Birgitte, en la parte norte de la catedral de Roskilde. El templo, situado a 30 kilómetros de Copenhague, es el lugar elegido para albergar los restos de la Monarca, tal y como ha sucedido a lo largo de la historia con los de cerca de 40 reyes y reinas de Dinamarca. Como en este caso, que la catedral está abierta al público y próximamente acogerá una exposición que dará a conocer todo el proceso de diseño y construcción de esta original tumba.

El cenotafio en cuestión, en la que se incluyen materiales de arte moderno como el vidrio -en homenaje a la transparencia y democracia que ha querido mostrar Margarita de Dinamarca-, tiene más de tres metros de largo y pesa siete toneladas. La cápsula de vidrio  descansa sobre tres columnas de granito danés, basalto feroés y mármol de Groenlandia y en la que el artista danés Bjørn Nørgaard, responsable de la obra, ha incluido pequeños guiños a los 50 años de matrimonio de Margarita y Henrik de Dinamarca.

Margarita de DinamarcaVER GALERÍA

El autor de los trabajos ha bautizado al panteón real -que descansa sobre un pedestal de piedra arenisca francesa- como Sarkofag. En la parte superior destaca la heráldica y otros símbolos en bronce dorado, mientras que las cabezas de elefante que sobresalen de los pilares están moldeadas en plata. Dentro de la cápsula, aparecen las figuras de Margarita y Henrik, quien por cierto se negó, en agosto del año pasado, a ser enterrado junto a su esposa en Roskilde. Sin embargo, las obras del cenotafio no se modificaron tras las declaraciones del Príncipe. Tras su fallecimiento, hace poco más de dos meses, la Familia Real quiso cumplir su deseo y no organizó un funeral de Estado. En su lugar, fue incinerado y una parte de las cenizas fueron esparcidas en el mar Báltico.

Más sobre

Regístrate para comentar