Meghan Markle vuela a Chicago semanas antes de la boda

La futura esposa del príncipe Harry viaja a su país natal a un mes de dar el 'sí quiero'

Meghan Markle voló a Estados Unidos apenas algunas semanas antes de su boda con el príncipe Harry -el próximo 19 de mayo-. La ex actriz de la serie Suits, que está ocupada preparándose para el gran día, fue captada en el Aeropuerto Internacional de Chicago –O’Hare- la mañana del jueves. En la imagen, obtenida por el Chicago Tribune, la bride-to-be de 36 años aparece con un discreto atuendo negro tratando de permanecer en bajo perfil, con una gorra de los Chicago White Sox. Según los reportes, iba acompañada de cuatro guardias de seguridad mientras cruzaba la terminal.

Muchos han especulado el por qué Meghan se ha trasladado a su país de origen, algunos sugieren que está aquí para celebrar su despedida de soltera, o tal vez esté planeando hacer una visita a su alma máter, la Universidad de Northwestern, donde estudió Teatro y Relaciones Internacionales. Sin embargo, algunas publicaciones han indicado que Markle está intentando finalizar su solicitud de visa para el Reino Unido, después de que fue vista en el VPS Global UK Visa Application Centre.

Meghan Markle y el príncipe HarryVER GALERÍA

El año pasado, el secretario de comunicaciones del príncipe Harry, Jason Knauf, informó que Meghan, quien se había mudado de Toronto a Londres “cumpliría con los requisitos de inmigración en todo momento”. Además agregó: “También puedo decir que es su intención convertirse en ciudadana del Reino Unido y completará el proceso que, como muchos de ustedes saben, puede tardar algunos años. Ella mantendrá su ciudadanía estadounidense durante este proceso”.

Su viaje a Estados Unidos llega poco más de un mes antes del día de su enlace con el príncipe Harry, que tendrá lugar en el Castillo de Windsor. La feliz pareja, que empezó su relación en 2016, invitó a 1,200 miembros del público a su boda, así como a 200 personas de organizaciones sin ánimo de lucro, 100 estudiantes de colegios locales, 530 miembros de varias casas reales y a los habitantes de la comunidad del Castillo de Windsor. Después de la ceremonia, los invitados podrán disfrutar de una recepción a la hora del almuerzo en el hall de St George, con la reina Isabel II como anfitriona. Más tarde, los novios se unirán a 200 de sus invitados más cercanos para celebrar un banquete exclusivo en Frogmore House, donde el príncipe Carlos será anfitrión.

Más sobre

Regístrate para comentar