EL ENLACE ESTABA FIJADO PARA EL PRÓXIMO 4 DE NOVIEMBRE EN TOKIO

¿Qué hay realmente detrás del aplazamiento de la boda de la princesa Mako?

La situación financiera de la familia del novio está ocupando los titulares de la prensa japonesa

No es la primera que una princesa anuncia su compromiso matrimonial y después se echa para atrás – la ruptura de Magdalena de Suecia con Jonas Bergström en 2010 fue el caso más sonado en Europa -, sin embargo, el aplazamiento de la boda de Mako de Japón ha levantado todo un vendaval en el que Imperio del Sol Naciente a raíz de unas publicaciones que cuestionan al entorno familiar y, sobre todo, la solvencia económica del novio, Kei Komuro.

mako-japon1VER GALERÍA

La nieta mayor de los Emperadores de Japón y su compañero de universidad dieron la noticia ante los medios el pasado septiembre y la boda se fjió para el 4 de noviembre en Tokio, para lo que las celebraciones tradicionales previas arrancarían el 4 de marzo con una ceremonia en la que se haría oficial el voto de compromiso pero cuando faltaba menos de un mes para ese pistoletazo de salida, la Agencia de la Casa Imperial comunicó que el enlace se posponía hasta el 2020 por “falta de preparación”

“Creemos que hemos apresurado varias cosas. Deseo pensar sobre el matrimonio de manera más profunda y concreta y tomarme el tiempo suficiente para preparar nuestra boda y la vida después de ella”, dijo la Princesa en un comunicado que recogen los principales medios del país. En el anuncio de cambio de planes, también se mencionó la “inmadurez” de ambos (tienen 26 años) y se lamentaron por haber causado “un gran problema y una carga extra a quienes nos han apoyado”.

mako-japon-gtresVER GALERÍA

Veinticuatro horas después The Japan Times da una vuelta de tuerca a este anuncio y recoge las especulaciones que se han desatado en torno a un “retraso sin precedentes". La enorme expectación ha hecho que el novio tenga a la prensa apostada a las puertas del edificio en el que trabaja en Tokio, a los que recibe con un reverencial gesto pero sin una palabra. El citado medio recoge que fueron las revistas Shukan Josei y Shukan Bunshun las que a finales de 2017 comenzaron a informar sobre la situación económica de la madre de Kei Komuro, publicaron que habían pedido prestados 4 millones de yenes (casi 30.000 euros) a su exnovio y todavía no le había vuelto el dinero, suma que al parecer había sido destinada a los gastos de matrícula y manutención del propio novio de la Princesa durante su tiempo en la Universidad.

El padre de Komuro falleció cuando él era pequeño y desde entonces vive con su abuelo y su madre; de esta última las citadas revistas añaden que buscó apoyo financiero en su nueva pareja y que tras la ruptura este le pidió por escrito que le devolviera el dinero prestado. Al parecer ella se negó alegando que lo había recibido como un regalo.

mako-japon-1VER GALERÍA

Ante la insistencia de los medios, funcionarios de la Agencia de la Casa Imperial aclararon que la intención de la pareja de casarse no había cambiado y que este aplazamiento debería verse de forma positiva. "Si hubiera algún problema se resolverá y luego se casarán. El tiempo servirá para fortalecer sus vínculos”, añadió el funcionario Takaharu Kaji en unas declaraciones que recoge The Japan Times. Indudablemente estas informaciones han terminado con el ambiente festivo que se vivía en torno a la boda de la nieta del Emperador, sobrina del Príncipe Heredero (Naruhito) y hermana mayor del segundo en la línea de sucesión al trono (Hisahito).

La nieta mayor del Emperador de Japón, la princesa Mako, ha pospuesto su boda hasta el 2020 argumentando 'falta de preparación' e 'inmadurez'

Mako de Japón se casará con un compañero de clase, despidiéndose así de la Casa Imperial

Mako de Japón cumple con la tradición y anuncia de manera oficial su compromiso de boda

Mako de Japón, compenetradas vacaciones con su padre antes del primer paso para su boda

“Debemos esperar a que las cosas se calmen”, concluyen desde la Agencia Imperial a la vez que añaden que “la decisión de casarse es de la pareja y que no van a comentar problemas familiares”. La pareja se conoció precisamente en la universidad privada en la que estudiaban ambos -International Christian University de Tokio- en el año 2012 y mantuvieron su relación con discreción y en la distancia durante el tiempo en el que ella se marchó al Reino Unido para cursar un máster sobre arte y museos en la Universidad de Leicester.

Más sobre

Leer más