¿Por qué Kate Middleton no puede firmar autógrafos?

Los miembros de la Familia Real Británica no puede plasmar su firma para sus fans, ni tomarse selfies

La Duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton, es bien conocida por su carácter amigable y de fácil trato cuando se encuentra con sus seguidores en compromisos oficiales, incluso ha posado para una selfie en el pasado. Pero si deseas que te firme un autógrafo, esto será imposible y de la forma más educada, te dirá que no puede hacerlo. Al igual que el resto de la Familia Real Británica, incluyendo al príncipe William, el príncipe Harry y la reina Isabel II, Kate tiene prohibido plasmar su firma para el público, pues se corre el riesgo de que pueda ser falsificada, así lo reportó el portal inglés Express.

Kate MiddletonVER GALERÍA

El sitio web indica que el suegro de Kate Middleton, el príncipe Carlos, rechaza ese tipo de peticiones con la siguiente respuesta: “Perdón, no tengo permitido hacer eso”. Sin embargo, rompió el protocolo en 2010, cuando firmó un autógrafo para una víctima de las devastadoras inundaciones en Reino Unido. El hijo de la Reina escribió: “Carlos 2010” en un pedazo de papel. Al parecer esa ha sido la única ocasión que lo ha hecho.

príncipe CarlosVER GALERÍA

Para Meghan Markle, la prometida del príncipe Harry, estas medidas representarán toda una nueva experiencia. Acostumbrada a repartir su rúbrica entre sus fans, la actriz de 36 años tendrá que aprender a declinar estos pedidos. Este será uno de los tantos cambios que integrará a su vida como nuevo miembro de la Familia Real.

príncipe Harry y Meghan MarkleVER GALERÍA

Más notas como esta: 

El decálogo que seguirá Meghan Markle para convertirse en 'princesa'

FOTOS: Los productos de estilo y belleza que tú puedes usar y Kate Middleton, no

Ni autógrafos ni selfies, aunque el príncipe William ha roto las formalidades

 

Los protocolos que Meghan seguirá para interactuar con sus admiradores también se extienden a las famosas selfies. Contadas son las ocasiones en las que un noble se ha detenido para posar con uno de sus seguidores, sin embargo ha habido excepciones. Justo en la Navidad de 2014, una joven de 12 años tuvo la suerte de tomarse una selfie con el príncipe William. Madison Lambe estaba esperando ansiosa la llegada de los miembros de la Familia Real a Sandrigham para el servicio religioso de ese día. En cuanto vio al Príncipe, respetuosamente le preguntó si podían retratarse, a lo que él accedió. “Le pedí una fotografía y él dijo: ‘No hay nada mejor que una buena selfie en Navidad’”, contó la emocionada chica a BBC News.

  Kate Middleton y el príncipe WilliamVER GALERÍA

En términos generales, los miembros de la realeza rechazan amablemente este tipo de fotografías, ya que a menudo se centran en su agenda de trabajo cuando están en público. El año pasado, el príncipe Harry admitió que detestaba las selfies. Durante una visita al Australian War Memorial en Canberra, rechazó la solicitud de un admirador, explicando: "No, odio las selfies. En serio, tienes dejarlo (ese hábito), sé que eres joven, pero las selfies son malas. ¡Sólo toma una fotografía normal!". 

Reina IsabelVER GALERÍA

En tanto, la Reina también ha admitido que le resulta “desconcertante” y “extraño” cuando se tiene que enfrentar a una multitud de gente que intenta tomarse una selfie con ella. Además de esto, Su Majestad considera que es de mala educación que las personas estén concentradas viendo una pantalla, cuando ella hace apariciones públicas como invitada. Sobre este asunto, la Reina habló con el ex embajador estadounidense en el Reino Unido, Mattew Barzun, quien después conversó con la revista Tatler y reveló el sentir de la monarca: “Esencialmente ella estaba diciendo: ‘Extraño el contacto visual’”.

Más sobre

Regístrate para comentar