¿Ensayando para el nuevo bebé? Kate en su faceta más maternal, eso sí, escondiendo su pancita

La Duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton, ha retomado a pleno sus actividades después de las seis semanas que tuvo que tomarse por la hiperémesis gravídica que sufre en su tercer embarazo. Si ya ha aparecido en cinco ocasiones previas y en por lo menos cuatro no había tenido problema en enseñar su diminuta pancita, en esta ocasión ha preferido mantener el misterio con un elegante abrigo con el que se cubrió de la fría mañana de Londres y ha dado un giro a sus looks pre-mamá.

kateninos1VER GALERÍA

Kate dejó ver su instinto más maternal en el Hornsey Road Children’s Centre, en donde tuvo la oportunidad de reunirse con un grupo de pequeños y sus mamás. Esta cita estaba programada para el mes de septiembre pero ante sus fuertes malestares tuvo que ser pospuesta.  Para este compromiso la Duquesa eligió un elegantísimo abrigo en color crema de la firma Goat –que parece estarse convirtiendo en una de sus consentidas en esta dulce espera- con un precio de 600 libras esterlinas (alrededor de $15,900 pesos mexicanos). Con silueta A, la pieza ocultó a la perfección el baby bump de la Duquesa, antes se le había visto llevarlo en un compromiso en el 2013.

Debajo de la statement piece, Kate llevaba el mismo vestido que usó en aquella ocasión. Un diseño en negro con cuello Peter Pan en blanco de la firma Topshop. Como ha preferido en sus más recientes compromisos de día, la Duquesa llevó mallas en color negro combinadas con unas de sus botas favoritas, las de modelo Half ‘n Half de Russell and Bromley y por supuesto, su inseparable bolso clutch de Mulberry.

kateninos2VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Sin pancita de noche, con baby bump de día, así aparece la Duquesa de Cambridge

El nuevo look de la Duquesa de Cambridge -con un pequeño truco detrás-

En su faceta más maternal, la Duquesa estuvo observando a un grupo de pequeñitos mientras conversaba con su madre y es que Kate se encuentra solo a unos meses de recibir a su tercer bebé. Siempre cálida, Kate preguntó a las mamás sobre sus experiencias con sus pequeños y cómo el centro las ha apoyado en los momentos difíciles. Fue en estas pláticas que la Duquesa compartió que el Príncipe William tuvo sus propios problemas como papá primerizo y que no sabía muy bien qué hacer con el Príncipe George.

Una vez más, la Duquesa compartió sobre el amor de su primogénito por los helicópteros, ya que parece que el tercero en la línea de sucesión comparte las mismas pasiones que su padre y su tío, ambos expertos pilotos.

kateninos3VER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar