Rania de Jordania lucha por los derechos de los Rohinyá, el pueblo olvidado

La Reina está visitando Bangladés como parte de su tarea como defensora de los niños con UNICEF

La reina Rania de Jordania está de visita oficial en Bangladés junto a UNICEF en su trabajo como primera defensora ilustre de los niños para la asociación. Tras ser recibida por el Ministro de Asuntos Exteriores del país, Abul Hassan Mahmood Ali, y la Ministra por los Asuntos de mujeres y niños, Meher Afroze Chumki, con quienes tuvo una audiencia sobre la situación de crisis que atraviesan, la Reina ha visitado la población de Cox's Bazar. Una visita que coincide con la conferencia que ha tenido lugar en Ginebra el lunes buscando mobilizar recursos internacionales para el plan de respuesta ante la crisis de refugiados de los Rohinyá, un grupo étnico musulman que, según palabras de la Reina, está sufriendo un "escandaloso incremento de la violencia" que ha causado que más de 600.000 personas huyan de Rakáin, Birmania, desde el pasado agosto.

11zVER GALERÍA

Rania visitó el campamento de refugiados de Kutupalong y sus alrededores en la región de Cox's Bazar y agradeció al Gobierno y la gente de Bangladés su "enorme compasión, amabilidad y generosidad". Además, expresó su gratitud con las organizaciones humanitarias que están proveyendo apoyo básico a los refugiados, incluyendo a UNICEF, UNHCR, IOM y IRC.

"Sin respeto o cuidado por los principios de la ley humanitaria e internacional, la discriminación y persecución de la minoría Rohinyá no ha cesado", aseguraba la Reina en el discurso que dio en el campamento, "Uno tiene que preguntarse, ¿por qué las dificultades de este grupo minoritario están siendo ignoradas?".

En su papel como miembro del Comité Internacional de Rescate (IRC) y como defensora del trabajo de las agencias humanitarias de las Naciones Unidas, la monarca de Jordania recorrió el campamento, conociendo a varias mujeres y niños Rohinyá, que recientemente han cruzado la frontera desde Rakáin hasta Bangladés. "Antes de venir me había preparado para ser testigo de condiciones desesperadas, pero las historias que he oído hoy han sido desgrarradoras y descorazonadoras", confesaba la Reina.

 

4zVER GALERÍA

 

En referencia a los sentimientos y estereotipos antimusulmanes, Rania de Jordania se cuestionaba si la hostilidad hacia los musulmanes había alcanzado el punto "en el que una parte del mundo es incapaz de ver a los musulmanes como víctimas". También subrayó la urgente necesidad de aumentar la respuesta humanitaria de esta emergencia que se ha desarrollado tan rápidamente, llamando a la comunidad internacional a actuar sin demora. "Urjo a las Naciones Unidas y la comunidad internacional a hacer todo lo que puedan hacer para parar el sufrimiento y la violencia que están cometiendo contra los musulmanes Rohinyá, no porque sea nuestro trabajo hacerlo, sino porque es lo que la justicia demanda", pidió durante su discurso.

 

La reina Rania visitó los servicios de emergencias ofrecidos por las agencias humanitarias en el campamento, parando en el centro de salud móvil de UNHCR, además del colegio que ha sido convertido en un refugio para albergar a cientos de nuevas personas, incluyendo a niños que han llegado solos. Además se acercó a los asentamientos improvisados que fueron construidos para proveer de albergue adicional para la constante llegada de refugiados. 

 

8zVER GALERÍA

 

En su discurso, la Reina aseguró que el 95% de los refugiados Rohinyá no tiene acceso a agua potable y más de tres cuartos carecen de comida. "Sesenta por ciento de los refugiados son niños, y eso es en parte porque los hombres mayores de doce años son asesinados sistemáticamente. Y de acuerdo con la información que he recibido de UNICEF, 14 mil de esos niños están en riesgo de muerte por malnutrición", explicó Rania.

El plan de respuesta a esta crisis pretende ayudar a 1,2 millones de personas con 434 millones de dólares (al rededor de 370 millones de euros), de los cuales solo el 26% ha sido ya conseguido.

Más sobre