Con la investidura del rey Felipe VI de España, una generación de príncipes ha alcanzado el trono de sus respectivos países. Las biografías de los tres nuevos soberanos, Guillermo Alejandro de los Países Bajos, Felipe de los belgas y Felipe VI de España, muestra semejanzas y alguna diferencia. En este artículo repasamos sus vidas.

VER GALERÍA

Nacimiento
Los tres Reyes nacieron en la década de los sesenta del siglo pasado. Felipe de los belgas es el mayor de los tres. Nació el 15 de abril de 1960 en Bruselas. Es el hijo mayor del rey Alberto II y de la reina Paola y hasta el momento de acceder al trono en julio del año pasado llevó el título de Duque de Brabante, el título que ahora reside en su hija mayor, la princesa heredera Elisabeth. Guillermo Alejandro de los Países Bajos nació el 27 de abril de 1967 en Utrecht. Hijo de la reina Beatriz y del príncipe Claus fue Príncipe de Orange hasta su investidura como Rey en abril de 2013. Por su parte, el más joven de los tres, Felipe de España, vino al mundo 30 de enero de 1968 en Madrid y ha llevado el título de Príncipe de Asturias hasta su llegada a la jefatura del estado.

VER GALERÍA

Formación
Felipe de los Belgas recibió una amplia formación militar en la Real Escuela Militar donde se licenció en 1981. Tras ello obtuvo el diploma de piloto de guerra, de paracaidista y de mando de división. El Rey fue de hecho responsable del Tercer Batallón de Paracaidistas. En 2001 fue ascendido a General Mayor de los Ejércitos de Tierra y Aire, así como Almirante de División de la Marina. En 2010 se convertiría igualmente en Teniente General y Vicealmirante. En cuanto a sus estudios civiles, el Rey Felipe desarrolló sus estudios universitarios en el Trinity College de la Universidad de Oxford y en la Escuela de Posgrado de la Universidad de Stanford, en los Estados Unidos, donde obtuvo el título de Máster. En 2002 se convirtió en Doctor Honoris Causa por la Universidad Católica de Lovaina.

En 1987 el por aquel entonces príncipe Guillermo Alejandro de los Países Bajos comenzó sus estudios de Historia en la Universidad de Leiden, fijando su residencia en Rapenburg. Tras terminar sus estudios en 1993 la salud de su padre, el príncipe Claus, se deterioró por lo que tuvo que acompañar más frecuentemente a su madre en actos oficiales y dejar de lado una posible extensión de estudios en el extranjero. Igualmente el Rey tuvo formación militar. Así desde agosto de 1985 a 1987 realizó el servicio militar en la Marina holandesa. Sirvió en las fragatas Tromp y Abraham Crijnssen. En 1988 actuó como oficial a bordo del buque Van Kinsbergen. En 1994 también se formó en la Fuerzas Aéreas.

Por su parte el Príncipe de Asturias es licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, donde también cursó asignaturas de economía. En 1995 se graduó en un Máster de Relaciones Internaciones de la Edmund Walsh School of Foreign Service de la Universidad de Washington. Además Felipe VI en 1989 recibió las graduaciones de Teniente de Infantería, Alférez de Navío y Teniente del Arma de Aviación. Tanto Felipe de los belgas como Felipe de España mantienen su posición en el ejército. Sin embargo, Guillermo Alejandro de los Países Bajos renunció a todos sus títulos marciales al convertirse en Rey, siguiendo así una tradición del Estado holandés.

VER GALERÍA

Matrimonio
En un lapso de cinco años, los tres nuevos reyes contrajeron matrimonio. Así el entonces príncipe Felipe de los belgas contrajo matrimonio el 4 de diciembre de 1999 en Bruselas con Matilde d'Udekem d'Acoz. El rey Guillermo Alejandro se casó el 2 de febrero de 2002 en Ámsterdam con Máxima Zorreguieta, la actual reina Máxima. Finalmente el príncipe Felipe diría el sí quiero a Letizia Ortiz Rocasolano el 22 de mayo de 2004 en Madrid. Previamente a su matrimonio todos ellos tuvieron una vida sentimental propia de los jóvenes de su generación. Algunas de sus relaciones trascendieron a la prensa. Así es el caso de la decoradora Barbara Maselis, novia del príncipe Felipe de los belgas, la azafata de vuelo Emily Bremers, novia del príncipe Guillermo Alejandro desde 1994 a 1998, o la publicitaria Eva Sannum, novia del príncipe Felipe de España.

VER GALERÍA

Familia
Los Reyes de Bélgica tienen cuatro hijos: la princesa Elisabeth, nacida el 25 de octubre de 2001, el príncipe Gabriel, nacido el 20 de agosto de 2003, el príncipe Emmanuel, nacido el 4 de octubre de 2005, y la princesa Eléonore, nacida el 16 de abril de 2008. Los Reyes de los Países Bajos, por su parte, tienen tres hijas. La primogénita, la princesa Catharina-Amalia, nació el 3 de diciembre de 2003. El 26 de junio de 2005 llega su hermana, la princesa Alexia. El 10 de abril de 2007 nace su tercera hija, la princesa Ariana. Los Reyes de España tienen dos hijas: Leonor, ahora Princesa de Asturias, nacida el 31 de octubre de 2005, y la infanta Sofía, nacida el 29 de abril de 2007. Los tres países tienen actualmente por tanto Princesas herederas: la princesa Elisabeth, la princesa Amalia y la princesa Leonor. Tan sólo Felipe de los belgas tiene hijos varones. Tanto Guillermo Alejandro de Holanda como Felipe de España sólo han tenido hijas.

Actividad profesional
El 6 de agosto de 1993 Felipe de los belgas fue nombrado por el Consejo de Ministros Presidente de Honor de la Agencia de Comercio Exterior de Bélgica, puesto en el que sustituyo a su padre, quien lo había desempeñado desde 1962. Gracias a este cargo el Príncipe realizó visitas de trabajo por todas partes del mundo como India, Brasil, Ucrania y Kazajistán en 2010, Rusia, los Estados Unidos, China y Chile, en 2011, Vietnam, Japón, Turquía, Australia y Nueva Zelanda en 2012 y Tailandia en 2013. El 21 de junio de 1994 el por aquel entonces Heredero se convirtió en Senador.
Felipe de Bélgica está considerado como un profundo conocedor de la historia de Bélgica, así como un experto en el campo de las relaciones internacionales. Además siempre se ha interesado por la juventud belga y su futuro. En mayo de 1997, el actual Rey belga se convirtió en Presidente de Honor del Consejo Federal de Desarrollo Sostenible, creado tras la celebración de la Conferencia de Río. El Fondo Príncipe Felipe, instituido en 1998, tiene como objetivo estimular el diálogo intergeneracional. Desde 2004 el rey Felipe es Presidente de Honor de la rama europea del Club de Roma y de la Fundación Internacional de los Polos.

El rey Guillermo Alejandro también tiene una importante carrera profesional a sus espaldas. Durante una entrevista en 1997 Guillermo Alejandro anunció, animado por su padre, que iba a centrarse en los temas relacionados con la gestión del agua, un tema del que hasta ese momento apenas conocido en Holanda. Al principio la prensa recibió con escepticismo estos intereses del Príncipe pero en los años posteriores el actual Rey dio buena muestra de su seriedad. Por ello el respeto y la valoración del Príncipe entre los holandeses creció. En definitiva se convirtió en un especialista en el tema del agua con gran reputación tanto en Holanda como en el extranjero. Así a finales de 1998 asumió dos importantes cargos en el terreno de la gestión del agua: miembro de honor de la World Commission on Water for the 21st Century y protector del Global Water Partnership. En marzo de 2000 Guillermo Alejandro de los Países Bajos se convirtió en Presidente del segundo Fórum Mundial del Agua que se celebra en La Haya. En 2004 fue nombrado Presidente del Comité Consultivo del Agua que asesora al Ministro de Tráfico y Agua. También internacionalmente el Rey se mostró especialmente activo en materia de la gestión del agua como bien escaso y valioso. Fue Presidente de un grupo asesor especial de la ONU que dependía directamente del secretario general de la organización, Kofi Annan.

VER GALERÍA

Felipe de España es un profundo conocedor de la realidad española. Desde 1990 ha realizado innumerables visitas a las Comunidades Autónomas que conforman el Estado español. Asimismo mantiene reuniones regulares con todas la altas instancias del país y son muchas las recepciones, públicas y privadas, que organiza con personalidades de la política, la economía y la cultura. En el extranjero la presencia del Príncipe de Asturias ha sido igualmente muy prominente. Ha sido de hecho una de los grandes baluartes del Instituto Cervantes y ha apoyado siempre la expansión internacional de la cultura y la lengua española. Cada año ha venido realizando, en compañía de Doña Letizia, viajes a países iberoamericanos, europeos, de Oriente Medio y de Extremo Oriente. Desde enero de 1995, Felipe de España representa a España en todas las tomas de posesión de los Presidentes Iberoamericanos. Asimismo ha sido presidente de diversas fundaciones, como la Fundación Príncipe de Asturias, la Fundación Príncipe de Girona y la Fundación Hesperia, todas ellas destinadas a la promoción de la cultura y al apoyo a la juventud y a los emprendedores. Se puede concluir pues que los tres Reyes poseen una sólida formación, que conocen sus países de cerca y que tienen una amplia experiencia en el ámbito internacional.

VER GALERÍA

Aficiones
En mayo de 2004 Felipe de los belgas obtuvo su licencia como piloto privado de helicópteros. El Rey es un apasionado de su familia y un gran lector, especialmente de ensayos sobre temas sociales. Asimismo es un gran deportista. El deporte es una de las pasiones del rey Guillermo Alejandro desde su infancia. En 1986 participó en la típica “Carrera de las once ciudades” y en 1992 en el maratón de Nueva York. Cuatro años después viajó a los Juegos Olímpicos de Atlanta para apoyar a los deportistas holandeses allí congregados. En 1998 se convirtió en miembro del Comité Olímpico Internacional. Su función se centró en estimular el deporte en África. El Rey siguió con sus responsabilidades en el COI hasta su investidura como Soberano. Los deportes que más le atraen son el tenis, la vela, el esquí, el jogging, el golf y el montañismo. El Rey holandés es también un experto jinete.

La enorme afición de Felipe de España al deporte es ampliamente conocida. Durante los Juegos Olímpicos de Barcelona fue abanderado del equipo español y miembro de la selección olímpica de vela, con la que alcanzó un sexto puesto, y, de ese modo, un diploma olímpico.

VER GALERÍA

Felipe de los belgas, Guillermo Alejandro de los Países Bajo y Felipe de España, no solo comparten una misma generación, sino que además representan una nueva forma de entender la monarquía. Excepcionalmente preparados, nunca en sus respectivas Casas Reales hubo miembros con una formación tan sólida, comprometidos con la realidad de sus países, especialmente con los problemas de los más jóvenes, padres de familia modernos involucrados en la educación de sus hijos y aficionados al deporte y al aire libre. Con la investidura de Felipe VI de España, en definitiva, comienza un nuevo ciclo de la historia de las monarquías europeas.

Más sobre

Read more