La capital inglesa se convierte en epicentro de la realeza

Londres está hasta los topes y parte de culpa la tiene la amplia representación real desplazada a la ciudad de los Juegos Olímpicos 2012. Reyes, reinas, príncipes y princesas del mundo entero se han congregado a lo largo de los últimos días en Reino Unido, donde se convertirán desde hoy en espectadores de excepción de estas Olimpiadas.

 

nullVER GALERÍA

 

Hasta la capital británica, se habían trasladado ya algunos ilustres visitantes reales, que integran el Comité Olímpico Internacional (COI), como la infanta Pilar de Borbón, que visitó la villa olímpica; el príncipe Federico de Dinamarca, que tuvo el honor de portar ayer la llama olímpica por las calles londinenses; el gran duque Enrique de Luxemburgo; el príncipe Alberto de Mónaco con su esposa, la princesa Charlene, que inauguraron ayer la Maison de Mónaco, sede del Principado durante los Juegos, donde se exhibe la colección privada del soberano monegasco de 15 antorchas olímpicas; el rey Constantino de Grecia, con su esposa, la reina Ana María, que también se dejaron caer por la villa, y otros tantos que tampoco han querido perderse los prolegómenos de esta cita olímpica, como la reina Sofía, que asistió ayer en la embajada de España en Londres a la recepción en honor del equipo español, o el príncipe Felipe y la princesa Matilde de Bélgica con su familia, a los que vimos ayer paseando por Central Park.

 

nullVER GALERÍA

 

Pero el desfile real por la villa olímpica no ha hecho más que empezar y a partir de hoy, tras la apertura oficial de los Juegos, se unirán a los ya presentes otros Herederos y testas coronadas a los que veremos animar a los atletas desde la gradas con gran entusiasmo en cada competición y celebrar con ellos los éxitos o consolarles con palabras de aliento en las derrotas. Al otro lado de las gradas tampoco faltará representación real. Y es que también algunos miembros de la realeza competirán en algunas de las modalidades deportivas defendiendo a su país, como Zara Phillips, nieta mayor de la reina Isabel, que integrará el equipo de hípica de Reino Unido, como ya hiciera en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, acompañada de su fiel caballo Toytown. Ya sólo queda que comience el espectáculo.

 

VER GALERÍA

Más sobre