Los otros mensajes de Navidad reales: ¿Qué han dicho los reyes y reinas de Bélgica, Holanda, Inglaterra, Suecia...?

El pasado sábado, día de Nochebuena, don Juan Carlos se asomaba a nuestras televisiones para transmitirnos, como cada año, su mensaje de Navidad. Pero el rey de los españoles no fue el único monarca que quiso dirigirse a los ciudadanos de su país en estas fechas tan especiales. Alberto de Bélgica, Beatriz de Holanda, Carlos Gustavo de Suecia, Isabel II de Inglaterra y Enrique de Luxemburgo también dieron su tradicional discurso navideño.


El rey Carlos Gustavo de Suecia, en una imagen de archivoVER GALERÍA


Carlos Gustavo de Suecia: 'Esperamos con ilusión el nuevo año'
El rey de Suecia tuvo muy presente en sus palabras a quienes pasan las fiestas solos y a todos los suecos que trabajan fuera del país. "Es importante ver todas las buenas fuerzas a nuestro alrededor", dijo el monarca sueco, elogiando a los "hérores" que luchan en el anonimato sin recibir siquiera las gracias. Carlos XVI Gustavo agradeció a todas las personas que le habían mostrado a él y su familia su apoyo durante un año difícil. "Todo el apoyo que hemos recibido significa mucho para nosotros. Esperamos con ilusión el nuevo año, especialmente el nacimiento del primer hijo de la princesa heredera", afirmó. El monarca sueco tuvo también un recuerdo para su compatriota el escritor Thomas Tranströmmer, el ganador del Nobel de Literatura de este año y un poeta "apreciado tanto en Suecia como en el extranjero".


El rey Alberto de los belgas, en una imagen de archivoVER GALERÍA


Alberto de Bélgica: 'Debemos encarar los sacrificios requeridos'
El rey Alberto de los belgas focalizó su discurso en los problemas de carácter político que se dirimen en su país en los últimos tiempos. El soberano belga comenzó su intervención felicitándose por el reciente acuerdo de gobierno alcanzado por los diferentes partidos belgas. Sin embargo, acto seguido reclamó a la clase política ambición para afrontar las profundas reformas institucionales y financieras que la Unión Europea espera de Bélgica. "Todos debemos encarar los sacrificios requeridos para sanear las finanzas públicas de nuestra nación de forma inmediata¨, dijo el rey belga. Además, pidió que estas reformas deben ir acompañados de un cambio de mentalidad que vaya dirigido a aumentar ¨a creatividad y la sostenibilidad¨ de la economía belga.

Alberto de Bélgica, que definió la situación económica actual como ¨la más grave desde la Segunda Guerra Mundial¨, animó a los agentes sociales a dialogar y llegar a acuerdos en relación con la reforma del sistema de pensiones, uno de los puntos más conflictivos que Bélgica afronta en estos últimos meses. El soberano terminó su discurso agradeciendo a los militares belgas destinados en Afganistán, Libano o el continente africano por su labor: ¨Nuestros militares trabajan por un mundo mejor. Vuestro Rey en nombre de todo el país os lo agradece de corazón¨.


La reina Beatriz de Holanda, en una imagen de archivoVER GALERÍA


Beatriz de Holanda: 'La riqueza está muy mal repartida'
El discurso de Beatriz de Holanda se grabó hace unos días y se emitió en la tarde del día de Navidad a través de la televisión pública holandesa. La reina de los Países Bajos centró su mensaje en la defensa del medio ambiente. Según la soberana neerlandesa, es precisamente en estos momentos de grave crisis financiera en la que es necesario no descuidar asuntos como la sostenibilidad del planeta. La soberana se mostró preocupada sobre la enorme diferencia de riqueza entre las distintas partes del planeta. ¨Pese a que la Tierra es lo más valioso que la Humanidad posee, su riqueza está muy mal repartida¨, según la Reina, que achacó esta injusticia al egoismo y a los excesos con los recursos naturales. ¨No debemos obsesionarnos con nuestro propio beneficio. Es este ansía por el dinero el que ha deformado los objetivos de la economía y ha provocado la situación actual¨, argumentó.

La Reina destacó varios proyectos que tienen como objetivo el consumo responsable, especialmente entre las generaciones más jóvenes. La soberana animó a sus conciudadanos a ahorrar en el consumo de la electricidad y del agua mientras que reclamó a los empresarios a tomar medidas en pos de una producción responsable de sus bienes. Finalmente, Beatriz de Holanda hizo un llamamiento a los holandeses a luchar a favor de la naturaleza y el medio ambiente.

La reina se refirió al histórico político indio Mahatma Gandhi cuando afirmó que ¨en la tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos¨. ¨Como seres con conciencia y razón se nos puede pedir que cada día nos preocupemos de nuestro planeta y que nos posicionemos a favor de una sociedad más justa¨, concluyó la Reina holandesa.


La reina Isabel II recordó en su mensaje navideño las bodas de sus nietos Guillermo de Inglaterra y Zara PhillipsVER GALERÍA


Isabel II de Inglaterra: 'El mundo atraviesa momentos difíciles'
En su mensaje por televisión a los británicos, la reina Isabel II de Inglaterra recordó la alegría recibida este año con las bodas de sus nietos el príncipe Guillermo y Zara Phillips como ejemplo de la importancia de la familia. El mensaje, de apenas cinco minutos, fue grabado en el Palacio de Buckingham el día 9, antes de que el pasado viernes su esposo, el duque de Edimburgo, fuese sometido a una intervención por el bloqueo en una arteria coronaria, de la que sigue recuperándose en el hospital.

La reina describió la boda de su nieto Guillermo y su esposa la duquesa de Cambridge, así como la de su nieta Zara Phillips y el jugador de rugby Mike Tindall, como un ejemplo del valor que tienen los seres queridos en las crisis. "En los momentos duros logramos la fuerza de nuestras familias" y las comunidades "rompen las barreras y se unen", dijo Isabel II en su mensaje anual a los británicos, que realizó de pie en el Palacio entre fotos familiares y vestida de rojo. Cada año la soberana británica divulga un mensaje a los británicos por Navidad, que refleja su punto de vista sobre la situación actual y que redacta ella misma. "La importancia de la familia nos ha quedado clara al príncipe Felipe y a mí este año con las bodas de dos de nuestros nietos, cada una de las cuales ha sido, a su modo, una celebración del amor enviado por Dios que une a una familia", aseveró.

En su mensaje, la Reina de Inglaterra tuvo un recuerdo para miles de soldados que pasan estas fechas navideñas lejos de sus familias en el Reino Unido, a quienes están solos o viven dificultades cuando "el mundo atraviesa momentos difíciles" y a los países que ha visitado este año, entre ellos Irlanda y Australia. Tradicionalmente la familia de la reina escucha su mensaje por televisión después de la comida de Navidad en la finca real de Sandringham, en Norfolk (sureste de Inglaterra), momento que la soberana aprovecha para ausentarse de la estancia.


El Gran Duque Enrique de Luxemburgo, en una imagen de archivoVER GALERÍA


Enrique de Luxemburgo: 'Con el esfuerzo de todos encontraremos soluciones'
El Gran Duque de Luxemburgo ha dedicado su tradicional discurso de Navidad a las víctimas del tsunami japonés del pasado marzo, catástrofe que le ha servido para defender la protección de la naturaleza y el medio ambiente. La crisis financiera de la zona euro también ha ocupado la atención del jefe de Estado luxemburgués.

¨El 11 de marzo la tierra tembló en Japón en forma de un tsunami que nos encogió a todos el corazón. Este trágico acontecimiento no se limitó sin embargo a una catástrofe natural sino que se desencadenó una fuga en la central nuclear de Fukushima que conllevó graves consecuencias en la región. Nuestro pensamiento hoy se encuentra con las víctimas de este desastre¨, apuntó el soberano luxemburgués, que argumentó a continuación sobre la importancia de la protección del medio ambiente y del uso responsable de la energía, especialmente de la nuclear. ¨¿Cómo y hasta qué punto podemos mantener nuestro modo de vida y nuestra prosperidad sin dañar el medio ambiente? ¿Cómo podemos frenar nuestro desbocado consumo energético?¨, se preguntó el Gran Duque que apostó en su discurso por tomar medidas ecológicas ambiciosas y por un cambio de mentalidad en el mundo desarrollado para proteger el medio ambiente. El soberano luxemburgués animó a la clase política de su país a tomar medidas que promuevan un Luxemburgo sostenible y ecológicamente responsable.

Asimismo, Enrique de Luxemburgo se refirió a la crisis del euro: ¨La crisis de la Unión Europea es indiscutiblemente inquietante. Sin embargo, estoy convencido que nuestra nación hará todo lo posible para salir de esta situación adversa. Aunando el esfuerzo de todos, sin duda encontraremos soluciones a nuestros problemas¨.

Más sobre

Regístrate para comentar