La reina Rania y la Primera Dama de Azerbaijan: 'duelo' de elegantes

El Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y su esposa, Mehriban Aliyeva, permanecerán dos días de visita oficial en Jordania

 

 

La reina Rania eleva siempre el nivel de los actos oficiales. Tanto la envoltura como lo profundo del compromiso en cuestión. Cuando comparece ella, reinan elegancia y glamour, así como también la defensa de los derechos de los más desfavorecidos y la aceptación y el diálogo para lograr el definitivo encuentro entre distintas culturas. Ayer también. Precisamente para abordar el proceso de paz de Oriente Medio los Reyes de Jordania recibieron en Amán al Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y su esposa, Mehriban Aliyeva, que permanecerán dos días de visita oficial.

Una cita con Rania de Jordania obliga a sus invitadas exquisitez y la Primera Dama de Azerbaiyán respondió. Una y otra han brindado al espectador la oportunidad de asistir a un verdadero duelo de elegancia. Y es que a Rania, reina habitual de la lista de las mujeres más elegantes del mundo, se ha unido en estilo Mehriban Aliyeva, madre de dos hijas y un hijo y abuela de dos nietos. Su aparición conjunta lo ratifica: la soberana jordana, muy juvenil con vestido negro con falda de vuelo y chaqueta corta gris, y la Primera Dama, con un conjunto de blusa y falda de color marfil.

 

 

Pero, al margen de su gusto por la moda, su parecido más trascendental radica en sus esfuerzos filantrópicos. Desde que el Presidente tomara posesión de su cargo el 31 de octubre de 2003 y fuera relegido cinco años después para un segundo periodo de gobierno con un 88,73 por ciento de los votos del electorado azerbaiyano, la Primera Dama, embajadora de Buena Voluntad de la Unesco, se ha entregado a numerosas causas sociales.

Más sobre

Regístrate para comentar