La vuelta al trabajo de la reina Rania

La soberana jordana ha retomado una apretada agenda oficial en la que niños y mujeres son nuevamente su prioridad

 

La llegada del mes de septiembre marca la vuelta al trabajo tras el paréntesis estival. Antes o después, poco a poco o de golpe, retomamos en estos días nuestros quehaceres. La reentré de la reina Rania ha sido trepidante después de haber disfrutado (y de hacernos disfrutar a través de su cuenta de Twitter, la red social de moda entre las celebridades) de la tranquilidad de unas fabulosas vacaciones familiares en la Toscana italiana y en Saint Tropez. De sopetón ha pasado del idílico descanso a una apretada agenda oficial en la que niños y mujeres son nuevamente su prioridad.

 


Los reyes Abdalá y Rania retomaron sus compromisos oficiales el pasado domingo reuniéndose con un grupo de huérfanos de instituciones y sociedades afiliadas al Ministerio de Asuntos Sociales con ocasión del iftar (cena comunitaria con la que se rompe el ayuno diario durante el mes islámico del Ramadán). Durante la ceremonia, a la que asistieron también los beneficiarios del fondo Al Aman para el Futuro de Huérfanos, el Rey y sus invitados rezaron sus oraciones del Magreb (al anochecer), al igual que hicieron un total de 24.000 huérfanos de 50 regiones diferentes del reino jordano siguiendo las directrices soberanas. El Monarca comprobó las necesidades de los huérfanos antes de garantizar ayuda económica a 29 sociedades que proporcionan cuidados a este tipo de niños.

La agenda de la reina Rania volvió a centrarse al día siguiente en la infancia. Esta vez , en escolares con problemas de audición. Visitó en Zarqa dos escuelas especializadas para conocer de primera mano las necesidades y los avances que experimentan estos niños. Se trasladó a las aulas, recientemente restauradas, y presenció, en el área de Jardín de Infancia, cómo los más pequeños aprendían a pronunciar el alfabeto a través juegos táctiles de ordenador. También descubrió la inestimable ayuda que los niños han recibido gracias a los equipos de audición y revisiones médicas donados por el Grupo de Phonak, un líder en el desarrollo de sistemas tecnológicos avanzados de audición.

 

 

"Este amable donativo demuestra lo que un grupo de individuos con talento y solidaridad puede lograr gracias al intercambió de ideas. Yo sólo puedo imaginar lo que estos audífonos significarán para estos niños… Una oportunidad de participar en la conversación y de disfrutar de los matices cotidianos de la vida: el canto de un pájaro, la llamada a la oración, la risa de los amigos. Sin mencionar lo que supondrá para su futura seguridad en el empleo y la felicidad personal. Para ellos, el regalo de la audición será una vida más llena y más lírica. Gracias en su nombre", dijo la soberana.

No hay dos, sin tres actos oficiales. Rania de Jordania no salió de la escuela para el siguiente compromiso programado en su ajetreada agenda: la concesión de 32 certificados escolares en reconocimiento a sus esfuerzos de promover un ambiente y estilo de vida sanos en el campus, de acuerdo con el programa de Certificación de Escuelas Sanas aplicado por la Real Sociedad del Conocimiento de la Salud (RHAS). La ceremonia tuvo lugar en el Instituto de Enseñanza Secundaria de Ein Jalout para chicas.

 

Más sobre

Regístrate para comentar