La Reina Sofía lleva al delfinarium a sus nietos

Pablo, Miguel e Irene Urdangarín aprovechan sus últimos días de vacaciones antes del traslado a Washington

A la reina Sofía le encanta ejercer de abuela y más ahora, en verano, cuando se reúnen con los niños en el palacio de Marivent, en Mallorca. Una de las salidas a las que no faltan verano tras verano es la visita al parque Marineland, no muy lejos de su residencia de verano y que fue el primer delfinario de España.

null
Esta mañana doña Sofía se ha llevado a los tres hijos pequeños de la infanta Cristina a visitar las atracciones del parque. Sólo faltó Juan, el mayor, que en septiembre cumplirá diez años. Los tres niños llevaban sus propias mochilas y la Reina, una pequeña cámara digital con la que seguro que no se perdió ni un gesto de los pequeños. No sólo les mimó, también puso orden cuando salían deprisa del delfinarium y casi sin mirar los coches que se acercaban por la carretera. Doña Sofía se aseguró de que los tres estuvieran bien sentados y con los cinturones puestos en la parte de atrás del vehículo y después se sentó al volante y puso rumbo a Marivent.

Entre los tres hermanos, destacó la ‘princesita’ de la casa, Irene, preciosa con un mono color gris humo de estilo hippie y sandalias romanas, muy a la moda. A sus cuatro años está más preciosa que nunca, con el pelo aún más rubio a causa del sol y bronceadita. La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín cuentan los días que les quedan antes de su traslado a Washington donde ya estarán viviendo el cercano mes de septiembre.

Más sobre