El príncipe Guillermo bromea sobre su convivencia con su hermano Harry: 'Teniendo en cuenta que yo soy el que cocina y limpia, creo que él lo está llevando bastante bien'

Los hijos del príncipe Carlos viven juntos en la academia de las Fuerzas Aéreas en la que se preparan para ser pilotos de helicópteros de rescate del ejército británico

Hacía tiempo que no hablaban para los medios de comunicación, pero este jueves volvieron a ponerse frente a las cámaras. Los príncipes Guillermo y Harry se encuentran desde mayo en la academia de la Royal Air Force en Shawbury, cerca de la ciudad de Shrewsbury, donde el mayor de ellos ha comenzado su formación y el menor continúa preparándose para servir ambos como pilotos de helicópteros de rescate, un puesto que, según Harry, le hará más fácil poder estar en primera línea de combate al pilotar este tipo de aparatos.



En su encuentro con los medios, los dos Príncipes han hablado de cómo llevan sus respectivos entrenamientos y de cómo son sus vidas en la academia, en la que conviven. En su primera entrevista desde que se uniera a la RAF, el hijo mayor del príncipe Carlos ha confesado: “No me uní a las fuerzas para que me mimasen o tratasen de manera distinta a los demás”. Guillermo quiere seguir los pasos de su hermano y servir en combate como Harry durante las diez semanas que estuvo en Afganistán en marzo del año pasado. “A mi parecer, si Harry puede hacerlo yo también puedo, y quiero hacerlo lo mejor posible”, ha dicho el futuro Heredero.

Por su parte, el príncipe Harry afirmó querer especializarse en pilotar helicópteros Lynx para poder volver a primera línea de combate en el año 2011. Harry, que lleva seis meses entrenándose con las Fuerzas Aéreas del Ejército, declaró: “Soy un poco amante de los Lynx desde que comencé este curso. Poder volver a Afganistán sería fantástico. “Lo estoy disfrutando mucho ahora y es la manera más fácil de poder volver a servir en el frente. Si estaré o no a salvo, eso ya no lo sé”. En caso de que termine su preparación el próximo mes de marzo, comenzará un curso de seis meses en los Lynx. “He hablado con sus superiores y me han dicho que está haciendo un trabajo fantástico pero él es muy modesto al respecto”, dice Guillermo de su hermano.



 


Además de hablar seriamente de sus planes de futuro en el ejército, los hermanos bromearon el uno con el otro. Harry: “Creo que él tiene más cabeza que yo, de eso ya nos dimos cuenta en el colegio, así como su calvicie…”. ¿Cuándo volaré solo? Quizá y con un poco de suerte la semana que viene, eso depende del clima británico, tenemos que esperar y ver.” El reportero preguntó a Guillermo sobre el comentario que hizo su hermano al respecto de su calvicie, a lo que contestó en tono de burla: “Es un comentario bastante generoso viniendo de un pelirrojo. Pero es un pelirrojo muy apuesto así que está bien”.


Respecto a cómo llevan vivir bajo el mismo techo, los hermanos bromearon diciendo: “Esta es la primera y la última vez que vamos a vivir juntos”. El príncipe Guillermo explicó: “Ha sido una experiencia emocional. Harry lava los platos pero los deja en el fregadero y luego tengo que volver a lavarlos. Teniendo en cuenta que yo soy el que cocina y lava, creo que él lo está llevando bastante bien. Además, ronca un poco y me tiene despierto toda la noche”, dijo en broma Guillermo. El próximo domingo cumple 27 años, pero Harry confesó que se le había olvidado después de que el reportero le preguntase qué le iba a regalarle a su hermano. “Se acaba de dar cuenta y no me ha comprado nada. Tendré suerte si me da una carta”, añadió Guillermo entre risas. El futuro Heredero terminará su curso de entrenamiento a principios del año próximo.

Más sobre