Carla Bruni desea tener un hijo de Nicolás Sarkozy

Rechaza la posibilidad de someterse a un tratamiento de fertilidad para volver a ser madre: "Si viene un bebé, sería la persona más feliz del mundo. Pero si no viene, tampoco tentaré al diablo..."

Ha dicho a los cuatro vientos que quiere un hijo de Nicolás Sarkozy: por la tele en una entrevista con la periodista Barbara Walters para la cadena de televisión estadounidense ABC, en diarios varios y, también, en el número de septiembre de la revista estadounidense Vanity Fair, en la que posa para la fotógrafa Annie Leibovitz y despliega un look a lo Jackie Kennedy. Y si lo afirma y lo reafirma... es que intenciones de ir a por un hermanito para su hijo, Aurélien, de siete años, fruto de su relación con el filósofo Raphaël Enthoven, no faltan.

"No tentaré al diablo"
La ex modelo, avenida a cantante y después a Primera Dama, reconoció que quiere "tener un hijo con Nicolás. Así lo espero, soy suficientemente joven. Sería un sueño... Si la vida no me da otro niño, de todas formas, ya me ha dado mucho". No forzará la naturaleza para hacer realidad su deseo. Rechaza la posibilidad de recurrir a la ciencia y someterse a un tratamiento de fertilidad para volver a ser madre: "Si viene un bebé, yo sería la persona más feliz del mundo. Pero si no viene, tampoco tentaré al diablo...".

Ilustran las declaraciones de la Primera Dama sobre los deseos de maternidad, el romance con el Presidente de Francia, las buenas relaciones con Marie-Dominique Culioli -la primera esposa de Sarkozy- y la esperanza de que mejoren con Cécilia Ciganer -la segunda-, así como un recorrido por la biografía de Carla y por la de su esposo, glamourosas imágenes de la pareja en su dormitorio, de la cantante tocando la guitarra y sentada al piano en su apartamento de soltera o de ella sola en los jardines del Elíseo. Fotos que explotan el lado Jackie de Bruni. "Era tan joven y moderna, y desde luego de manera inconsciente me proyectaría más como Jackie Kennedy que, por ejemplo, como la señora De Gaulle, que era más como la clásica francesa detrás de su marido". Acorde con la personalidad exhibicionista de Sarkozy, Carla parece tenerlo claro: "Antes muerta que en segundo plano".

Más sobre

Leer más