Los Grimaldi aderezan de 'glamour' el Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco

La lluvia con que amaneció ayer Mónaco no impidió que se diera cita en una nueva edición del Gran Premio de Fórmula 1 el habitual tropel de rostros famosos al que nos tiene acostumbrados este acontecimiento deportivo, ni tampoco recluyó a los Grimaldi en palacio. Nadie en el Principado quería perderse este emocionante espectáculo en el que no faltaron un sinfín de salidas, choques y entradas a boxes, que coronaron finalmente a Hamilton y dejaron sin puntos a Alonso.

Si bien acompañó al diluvio un desfile de gabardinas beiges de todos los largos (maxi, tres cuartos y corta), una vez despejado el cielo asistimos a la tradicional pasarela de belleza y glamour de todos los años. Una y otro estaban garantizados con la presencia de los Grimaldi, que, un año más, no defraudaron las altas expectativas. La [princesa Carolina] y su hija mayor, Carlota Casiraghi, cautivaron con los modelos que eligieron para la ocasión: vestidos minifalderos. La Princesa de Hannover lució uno juvenil con corte globo, de color negro, que combinó con medias de rejilla negras y un fular de rayas en los tonos nacionales (rojo y blanco). Su hija vistió uno blanco con aire setentero y sandalias altas de tacón a tono. La novia del príncipe Alberto, Charlene Wittstock, estuvo a la altura, en elegancia, de sus parientes políticas, aunque optó por el look más formal: camisa blanca, falda recta en un tono tostado y una gabardina beige corta. Y todos, tanto las damas como los caballeros, echaron mano en algún momento de sus gafas de sol, que remataron su puesta en escena.

Otro de los alicientes de este Gran Premio de F1 ha sido ver el estado del corazón de los Grimaldi. El príncipe Alberto se presentó por tercer año consecutivo con su novia a esta cita deportiva. Aunque, sin anuncio de compromiso a la vista, dejaron constancia con su presencia que su relación sigue su curso. En cuanto a los jóvenes Casiraghi, Carlota volvió a acudir junto a Alex Dellal, su sol y su sombra durante el último año, mientras Pierre, el nuevo puntal del clan en lo que a seducción se refiere, no asistió acompañado de ninguna de las jóvenes con las que se le ha relacionado sentimentalmente en los últimos meses, pero disfrutó igualmente de la carrera con varios amigos.

Más sobre

Leer más