La princesa Alexia y su esposo, Carlos Morales, presentan a su tercer hijo, Carlos

La princesa Alexia de Grecia y el arquitecto canario Carlos Morales han presentado a su tercer hijo, Carlos -el primer varón tras dos niñas, Arrietta y Ana María-, cuatro días después de su nacimiento. La hija mayor de los reyes Constantino y Ana María de Grecia posó muy feliz con su pequeño en brazos al abandonar la clínica Teknon de Barcelona, el mismo hospital donde dio a luz a sus dos hijas mayores.

Junto a la Princesa, radiante con un favorecedor traje de color azul, estaban su marido, Carlos Morales, y sus hijas, Arrietta y Ana María, de cuatro y dos años respectivamente. Tras el tradicional posado ante los fotógrafos, al que se unieron también los Reyes griegos y los príncipes Theodora y Phillipos, hermanos pequeños de la princesa Alexia, la feliz pareja y sus vástagos pondrán rumbo a Lanzarote, donde instalaron su hogar en septiembre de 2003, después de cuatro años de discreta y tranquila vida en Barcelona.

La llegada del varón ha sido "una sorpresa muy grata" para la pareja, que no quiso conocer el sexo del bebé hasta el preciso instante del alumbramiento. No obstante, el padre del niño ha aclarado que su alegría hubiera sido igual la misma si hubieran tenido otra niña. Asimismo, ajenas a los celos propios de la edad, quienes también están muy contentas con el nacimiento del pequeño son sus hermanas: "Las niñas están encantadas", confesó el padre.

La visita de doña Sofía y la infanta Cristina
Un día antes de abandonar la clínica Teknon, [Alexia de Grecia] recibió la visita de la [reina Sofía] y de su prima e íntima amiga la [infanta Cristina], que hicieron una pausa en sus vacaciones estivales en Mallorca y pusieron rumbo a Barcelona para conocer al séptimo nieto de Constantino de Grecia. A la salida del centro médico, doña Sofía y la Duquesa de Palma, acompañadas por la reina Ana María, la princesa Irene y el padre de la criatura, Carlos Morales, declararon muy sonrientes a los reporteros presentes que tanto la madre como el niño se encuentran perfectamente y que el pequeño es "muy guapo".

Si el nacimiento del último descendiente de la Familia Real griega modificó el asueto mallorquín de la Reina y de la Infanta, la muerte del rey Fahd cambió también los planes estivales del [rey Juan Carlos] previstos para la jornada de ayer. Debido a sus estrechos lazos con el monarca fallecido, el soberano español guardó luto y no participó en la primera regata de la Copa del Rey como se esperaba. Don Juan Carlos, que era el único representante de la Familia Real presente en el torneo debido a las ausencias ya aunciadas del [príncipe Felipe] y la infanta Cristina para la vigésimo cuarta edición de la competición de vela, permaneció en el despacho del palacio de Marivent.

Más sobre