La familia de la princesa Matilde de Bélgica se enfrenta ante los tribunales

El próximo 22 de enero, en la sala del tribunal de Ypres (Flandes, Bélgica), se celebrará un juicio que, a buen seguro, habría pasado inadvertido si no fuera porque en este caso concreto se enfrentan ante la justicia el padre y el tío de la futura reina de los belgas: Patrick y Henri d’Udekem.
Al parecer, el conflicto de intereses se ha producido porque el tío de la Princesa ha vendido, sin consultar a los verdaderos propietarios, una casa que fue comprada por los condes d’Udeken d’Akoz, los padres de la futura reina de los belgas, para su hija Héléne y para descanso de la familia, en Proven, la tierra natal de los abuelos paternos de la princesa Matilde.

Vendida sin su permiso
El conde d’Ukedem, cuentan fuentes allegadas a la familia, no salía de su asombro cuando, semanas después de que su hermano Henry, burgomaestre de Poperinge declarara la vivienda como insalubre en un decreto municipal (1999), ésta fuera vendida sin su permiso.
La casa, ubicada muy cerca de Couthof, la residencia de Henri d’Udekem, estaba según éste en un estado lamentable -se justificó el informe de salubridad- hasta que apareci vendida.
Fracasado todo intento de reconciliación, el conde Patrick d’Udekem ha presentado una demanda y, ahora, los hermanos tendrán que enfrentarse ante el tribunal de justicia de Ypres, un pueblo medieval que fue arrasado durante la I Guerra Mundial.

Más sobre

Leer más