Capítulo III: Las últimas verdades sobre la vida de Grace Kelly como Princesa de Mónaco

Según el periodista, Raniero no era demasiado medido a la hora de >i>piropear a su esposa... Así, cuenta, que una vez el Príncipe (recordemos que en el capítulo anterior le llamó gorda) le dijo: "¿Quién me iba a decir que me iba a casar con una inmigrante?" refiriéndose al aspecto que la Princesa ofrecía con la gabardina que en ese momento llevaba puesta.

"Raniero -relata el autor- también pretendía dominar en sus emociones, como si fueran otra parte de sus dominios. Una secretaria de palacio cuenta que solía decirle a Grace: "Querida, lo que tienes que hacer es simplemente seguir hacia adelante. Tú eres una Princesa ahora. No puedes ser tan infeliz como crees que eres". A lo que ella respondió: ‘No me digas cómo me siento, no soy feliz, y tú tendrás que aceptarlo’..."Ya era bastante malo que no fuera feliz, pero era insoportable que tuviera que aparentar que lo era"...

"Echó a su cuñada de Palacio"
Grace tenía un espíritu combativo. Así, sintiendo el desprecio de la hermana de Raniero, no dudó en echarla de palacio, poniéndola de patitas en la calle.

A principios de 1962, Raniero se percató de la depresión de su esposa, ante lo cual decidió que Grace necesitaba reanudar su carrera. Cuando Cary Grant y su esposa fueron a visitarlos, (Raniero conocía los rumores falsos de que él y Grace habían sido amantes) éste no hizo ningún caso a los invitados. Más tarde Cary Grant dijo: "no entiendo cómo una chica tan alegre se ha podido casar con semejante seta chapada a la antigua".

Raniero no podía soportar la vida anterior de Grace, y se moría de rabia cada vez que aparecía un artículo sobre los antiguos amigos de Grace. Eso estuvo a punto de arruinar su matrimonio.

Una princesa demasiado triste
En todo caso, anunció que Grace continuaría con su carrera, aunque su familia se le echara encima. Pero al anunciarse públicamente, la opinión pública se puso en contra, y Grace tuvo que renunciar.Su desesperación fue, entonces, total.

Más sobre

Leer más