El duque de Edimburgo niega haber insultado a Lady Diana

La mala racha que atraviesa la Familia Real Inglesa, cuya reputación ha sido puesta en tela de juicio por las escandalosas confesiones hechas por varios miembros de su servicio, se ha visto intensificada los últimos días con una nueva polémica: las cartas enviadas por el duque de Edimburgo a su nuera la princesa de Gales insultándola y descalificándola con palabras como mujerzuela.

El Príncipe lo desmiente
El palacio de Buckingham se ha dado prisa en desmentir estos rumores, y ha emitido un comunicado en el que el príncipe Felipe deja claro que él jamás utilizó el vocabulario soez que le atribuyen algunos medios. No obstante, sí ha reconocido que mantuvo una correspondencia con Lady Di meses antes de que ésta y su hijo el príncipe Carlos se separaran oficialmente, en junio de 2002, para comentar de manera amistosa algunos asuntos familiares, aunque insiste de nuevo en que nunca empleó términos inapropiados. El Príncipe agregó que la "mala interpretación" de su relación con Diana es muy perjudicial para sus nietos, Guillermo y Harry.

Algunos tabloides británicos han relacionado la intervención de la Reina de Inglaterra a favor de Paul Burell en el juicio contra éste con las polémicas cartas -que formaban parte de las "joyas de la corona" a las que se hacía referencia en el proceso legal contra el ex mayordomo-, asegurando que éstas habrían salido a la luz si el citado proceso no hubiera concluido, y que la Familia Real trata de resguardar información privada que podría afectar a la monarquía.

Más sobre

Leer más