El príncipe heredero de los Países Bajos, Guillermo Alejandro y su futura esposa, [Máxima Zorreguieta], han decidido instalarse en villa Eikenhorst, en la propiedad De Horsten en Wassenaar , La Haya, después de la celebración de su matrimonio, el próximo día 2 de febrero.
La noticia se dio a conocer después de que el Ayuntamiento enviara una carta a los vecinos de la zona comunicándoles que se "producirá un incremento del tráfico en las calles debido a las obras que se realizarán en la villa y sus alrededores".

Vecinos entusiasmados
El Ayuntamiento, que no prevé ningún problema con el Príncipe y su futura esposa, Máxima, ha convocado a los vecinos a una reunión para determinar cómo puede afectarles el cambio de residencia de la pareja, aunque, al parecer, los vecinos de Wassenaar están entusiasmados con la idea.

Dos edificios para la Guardia Real, valla y foso
Las obras que se están realizando consisten en reforzar las medidas de seguridad alrededor del edificio; construir una terraza cubierta y reformar en el interior de la vivienda. Además, está previsto levantar dos nuevas casas para la Guardia Real. Asimismo, alrededor del palacete, se instalará una valla y se excavará un foso.

Jardín inglés
La propiedad De Horsten pertenece a los Orange desde 1838. La compró un hermano de [Guillermo II], el príncipe Federico, quien encargó a los paisajistas Zocher y Petzold que convirtieran en un jardín inglés el terreno que rodeaba la casa.
La reina Guillermina adquirió las tierras en 1903 y, a su muerte, la dejó en herencia para su hija, la reina Juliana que, a su vez, la puso a disposición de la Princesa Christina cuando ésta contrajo matrimonio con Jorge Guillermo.
De Horsten es, por lo tanto, propiedad privada de la reina madre, la abuela de Guillermo, aunque villa Eikenhorst fuera construida en 1985 por la princesa Christina y su marido Jorge para vivir en ella con sus tres hijos, antes de decidir -la unión terminó en divorcio- instalarse definitivamente en Nueva York.

Permitirán acceder a la casita de te
El parque natural que rodea De Horsten permanecerá abierto al público y éste podrá ser visitado -cuatrocientas hectáreas de superficie para pasear- pagando una entrada mínima. Los visitantes también podrán acceder a la popular casa de té ubicada dentro de los jardines, donde previo pago de unos doce euros podrán degustar sabrosas pastas con infusiones o café.

340.000 euros por Noordeinde 66
Según las últimas noticias y dado que las obras de la casa no se terminarán a tiempo, Guillermo y Máxima se instalarán en la actual vivienda del príncipe heredero, en Noordeinde 66, cuando regresen de su viaje de luna de miel.
La princesa Juliana vendió este edificio a su nieto, el Príncipe heredero , en 1993 por 750.000 florines (aproximadamente unos 340.000 euros) y éste lo convirtió en su lugar de residencia, en 1995, dos años después de que se iniciaran las obras de reforma.
En la parte inferior del edificio, -comunicado con el Palacio Noordeinde-, se encuentra la Secretaría del Príncipe; en la planta noble están los salones para recepciones; y en la segunda y tercera, las habitaciones privadas. La mayor parte del ático se utiliza como terraza.

Más sobre

Leer más