Vestidos de novia 2018: Flores en 3D, romanticismo en estado puro