¡Adiós, velo! Las novias de 2018 llegan con capa