Una novia Art déco: Alexandra Pereira viaja a los años 20 con su segundo vestido de novia

La fundadora de Lovely Pepa apuesta por un modelo sexy para celebrar la última parte de su boda

Si durante décadas el vestido de la novia ha sido el detalle más especial de una boda, poco a poco, esta tradición ha ido cediendo a la voluntad de las amantes de las tendencias por lucir varios diseños el día de su 'si, quiero'. Un desfile de vestidos acorde con cada uno de los momentos de la celebración que, pese a los cambios de registro, mantienen la esencia y el gusto de la persona que los defiende. Una costumbre que cumplieron a raja tabla hace unas semanas las influencers María Pombo y Rocío Osorno en sus respectivas bodas en Cantabria y Sevilla y que este fin de semana también ha seguido Alexandra Pereira en su enlace en Madrid con Ghassan Fallaha, su pareja desde hace 5 años.

santoscosturaVER GALERÍA

Aunque llevaba meses preparando su enlace junto a su novio, Alexandra Pereira no había querido dar en este tiempo muchas pistas sobre el diseño que iba a llevar el día de su boda. Un hermetismo que cumplió, la tarde del sábado, su objetivo: sorprender a todos con su look. Poco después de las 19h30 la experta en moda deslumbraba a sus familiares y amigos a su llegada al altar, gracias a un diseño de Santos Costura de falda de tul, cuerpo decorado con flores 3D y un llamativo velo. Un romántico modelo del que la fundadora de Lovely Pepa se deshizo tras la cena para pasar a una propuesta más adecuada para la fiesta posterior al banquete. ¿El objetivo? Mostrar una imagen más cómoda y sexy y celebrar hasta altas horas de la mañana su enlace junto a su círculo más cercano.

santoscosturaVER GALERÍA

Al igual que su vestido de preboda y el diseño con el que le dio el 'sí, quiero' a su pareja, Alexandra Pereira volvió a confiar en Santos Costura para su último modelo de novia. Siguiendo la línea marcada en los anteriores diseños, el creador imaginó para la segunda parte de la noche un vestido largo con espalda al aire y tirantes cruzados, cuerpo ajustado y falda con cola; un diseño que destacaba por los bordados que dibujaban formas geométricas en la tela, al más puro estilo Art déco. El modelo perfecto para despedirse de los invitados en un día tan especial.

Más sobre