Testigos de boda

Formas divertidas de pedir a alguien que sea tu testigo de boda

Cada día son más las parejas que recurren a novedosas fórmulas para pedir a amigos o allegados que les acompañen en su gran día

by María Calvo

Aparte de la vorágine que supone elegir el vestido de novia ideal, el banquete perfecto o la decoración floral, entre otras muchos puntos de la lista de preparativos, están algunos esenciales como la elección de aquellas personas que darán testimonio de vuestra unión. Los testigos son parte fundamental de cualquier boda, aquellos allegados especiales, amigos que conocen de cerca vuestra historia de amor y quieren ser partícipes de primera mano de vuestro día más especial. Por ello, y acorde con la evolución natural en la que se han convertido este tipo de celebraciones, cada vez son más las parejas que idean nuevas fórmulas para sorprender a sus elegidos. Emotivos recuerdos fáciles de conseguir que, a buen seguro, guardarán como el mejor de los recuerdos.

Testigos de bodaVER GALERÍA

Diseñar un kit de 'testigo de boda': Hay muchas buenas noticias que merecen ser contadas sin que se las lleve el viento y queden solo en palabras. El estudio Cuestión de Tiempo ha ideado unas cajitas bautizadas como 'Quiero decirte'. Sirven para dar las gracias, para decirte que vas a ser abuelo, tío o padrino, para felicitarte por tu nuevo trabajo y, también, para comunicar que eres uno de los testigos de la boda de una manera tangible y especial. Se trata de una cajita de cartón en color kraft de 15x15 centímetros, envuelta con cordón rústico y etiqueta con el nombre de la persona a la que va dirigida la cajita. Dentro, un tarjetón impreso a dos caras en la que figura el nombre del destinatario por un lado y el titular del mensaje con el texto personalizado por el otro. Además, se acompaña con una bolsita de confetti con la frase "¿lo celebramos? para rematar la jugada de una forma divertida y emotiva.

testigo_2zVER GALERÍA

Los marcos más emotivos: En las últimas temporadas se está poniendo de moda reunir a los amigos elegidos alrededor de una mesa y sorprenderles con un marco boca abajo. Los asistentes darán la vuelta a sus respectivas sopresas todos a la vez y leerán un emotivo mensaje personalizado enmarcado, lleno de anécdotas, frases especiales y la expresa petición de ser testigo de su boda. Una de las frases más utilizadas a modo de ironía es: "serás una de las personas que lleve un bolígrafo que pinte".

El método 2.0: Si las redes sociales se han convertido en el medio favorito para dar a conocer buenas noticias como bodas o nacimientos, también puede serlo para sorprender a quienes  han sido elegidos para ser los testigos en el día de tu boda. Uno de los métodos más utilizados por aquellos que no tienen reparos en salir en cámara, es grabar un vídeo personalizado para cada uno de ellos anunciándoles la buena noticia. Puedes incluir una lista de instrucciones: qué deben hacer, qué responsabilidades tienen e incitarles a que empiecen a buscar sus mejores chaqués y vestidos para el gran día. Whatsapp se encargará del resto.

Rasca y gana: La plataforma online 'Yo diré que sí' ofrece una forma nueva de sorprender a tus testigos jugando al clásico 'rasca y gana'. Se trata de una tarjeta con rasca, personalizada con los nombres de la pareja, la fecha de la boda y el nombre del testigo al que va dirigida.

Dentro de la propia invitación: Hoy en día, en plena era digital, se han multiplicado las opciones para enviar una invitación de boda. Se pueden imprimir desde casa o, incluso, mandarlas por correo electrónico. Sin embargo, las tarjetas tradicionales están experimentando una nueva vida que pone en relieve el valor artesanal de ilustradores o expertos en caligrafía. Ellos son los encargados de elaborar con mimo diseños personalizados que se convierten en un tesoro de gran valor sentimental para las parejas e, incluso, también para los invitados y testigos que podrán recibir junto a ella una tarjeta extra y personalizada pidiéndoles expresamente ser testigos de su boda. "Lo más bonito de tenerte como amigo, es tenerte como testigo de nuestra boda".

Testigos de bodaVER GALERÍA

En una cena: Es el clásico de los clásicos y se puede extrapolar también a la elección de las damas de honor. La oportunidad de organizar una reunión íntima entorno a una buena mesa es siempre un método infalible. Tras la comida, el vino y las anécdotas, el brindis podría ser la ocasión ideal para comunicar la buena noticia.

Más sobre: