¿Qué detalle de los años 80 reaparece en los vestidos de novia?

Las hombreras características de décadas pasadas vuelven al territorio nupcial y se despojan de la nostalgia para experimentar con nuevas formas y volúmenes

Existen tendencias de moda que marcan generaciones. En cuestión de estilo, la exageración fue la norma a seguir en los 80 y nos dejó diseños tan interesantes como el efecto glitter, las mangas abullonadas o las hombreras, siendo estas últimas las que han vuelto con fuerza para hacerse las reinas de la nueva temporada. En pasarela, son una constante en las colecciones de firmas como Saint Laurent o Balmain, mientras que en territorio bridal, se vuelven a abrir camino tímidamente entre las novias que se atreven a experimentar de formas diferentes con los volúmenes en los hombros para dar sentido al vestido más importante de sus vidas.

hombreras_1zVER GALERÍA

Hombreras sutiles: Curioso es el caso de esta novia ideada por From Lista With Love. Macarena es el claro ejemplo de cómo introducir las tendencias con ingenio y en pequeñas dosis. Sobre un vestido de encaje con manga larga y cuello a caja, Macarena Gavira y Javier Zumárraga, las manos que están detrás de esta firma, han creado un chaleco que hace las veces de capa rematada en una larga cola. En la zona de los hombros, se ha añadido algo de volumen para potenciar su forma.

hombreras_2zVER GALERÍA

Hombreras XL: Siguiendo la estela del diseño español, podemos hablar de Roberto Diz y su arte magistral para idear siluetas sinuosas e imponentes, tanto en looks de invitada como en los vestidos de novia. Es el ejemplo de este vestido que ha publicado en su perfil de Instagram. Un diseño de manga larga, cuello a caja y bordado con aplicaciones que potencia la figura femenina a través de unas pronunciadas hombreras. Es un detalle que se ha convertido con el paso de los años en una de sus señas de identidad y no duda en introducirlas en los vestidos de novia más arriesgados.

hombreras_3zVER GALERÍA

Hombreras fantasía: Y tuvo que llegar Fernando Claro para revolucionar el mundo de las proporciones en la costura. El diseñador se ha convertido en el rey de los volúmenes y muchas son las influencers patrias las que apuestan por sus arquitectónicos vestidos. Todo, gracias a unas hombreras que no se conforman con las formas tradicionales y juegan a convertirse en volantes XL, tules o plisados de formas inimaginables que también han traspasado la frontera del mundo bridal. Como muestra este vestido de falda plisada y escote pronunciado, una de las propuestas más sugerentes de su nueva colección nupcial, bautizada como 'la reina blanca del ajedrez'.

Más sobre

Leer más