beatriz espejel

Un vestido israelí y una capa diseñada por ella misma, así fue el look nupcial de Beatriz Espejel

Para su boda este fin de semana con Koke, ha elegido un diseño de Alta Costura de la firma BERTA

Este fin de semana Beatriz Espejel y el jugador de fútbol Jorge Resurrección Merdio, conocido como Koke, se daban el sí quiero en la finca extremeña Isla Valdecañas. Un espacio idílico al que han acudido familiares y amigos, entre los que se encontraban algunos compañeros de profesión del novio. Pero sin duda, quien más trajo la atención fue Beatriz. Y no solo porque, en general, la novia sea la que reciba más miradas, sino por el sorprendente vestido que eligió para una fecha tan importante. Si para sus enlaces Antonella Roccuzzo y Daniella Semaan optaron por diseños made in Spain, confeccionados por Rosa Clará, la opción de Beatriz fue la casa de moda BERTA, una firma creada en 2004 por la diseñadora israelí Berta Balilti que, en los últimos años, ha alcanzado la fama internacional, posicionándose como una de las más seguidas, con más de 2 millones de fans en Instagram.

Según explican desde la firma, la única razón de su éxito es el producto en sí, diseños de alta costura con precios que se acercan a los de firmas más asequibles. Además, desde hace solo unos años, la casa cuenta con una nueva colección de alta gama, una lujosa línea de vestidos de novia que se presentó, por primera vez, en la New York Bridal Week de 2016. El que lució Beatriz, el modelo Aurelia de la colección Muse by BERTA 2017, pertenece a esa gama. Se trata de un diseño de corte princesa elaborado con tul y gasa y salpicado con microcristales que aportaban luz al vestido con cada movimiento. Como viene siendo habitual en las novias de 2018, Beatriz decidió sumarse a una de las tendencias más seguidas, el efecto tatuaje. Ese que recrea dibujos sobre la piel de la novia de forma delicada gracias a la combinación de bordados, aplicaciones y transparencias. Ella eligió lucirlo en la parte delantera del vestido, dándole un aire sofisticado y sensual a su elección.

Aunque quizá, lo más llamativo de todo su look nupcial, fue la capa que lució sobre los hombros. Se trata -tal y como asegura en su cuenta de Instagram- de una especie de manto diseñado por ella misma y confeccionada por las chicas de Blanco de novia, una tienda especializada en el sector nupcial que cuenta, entre sus firmas, con Jenny Packham, Berta Bridal o Anna Campbell. También se dedican a confeccionar a medida algunos elementos como velos o complementos similares al que Beatriz eligió para el gran día. "Beatriz se reunió con nuestra modista, Juana Macedo, y entre las dos le dieron forma al diseño final", nos explican desde Blanco de novia. El resultado fue una capa de tres metros de largo, confeccionada en tul mórbido en color offwhite, el mismo color que el vestido. En la espalda lleva un drapeado que cae hasta la cintura y permite apreciar los apliques del vestido. "El detalle más importante de la capa son las hombreras hechas a mano con un exclusivo tejido traído de Israel con detalles de pedrería en forma circular", añaden. 

Más sobre

Leer más