Laura Ponte debuta como diseñadora de moda con un vestido de novia

La modelo se estrena como creadora de ropa nupcial con un modelo con original detalle en la espalda

Modelo, diseñadora de joyas, pintora… y ahora, creadora de moda nupcial. A Laura Ponte no hay nada que se le resista. Acaba de estrenarse como diseñadora de vestidos de novia y lo ha hecho por la puerta grande. Ha tenido la suerte de que su obra ya se haya estrenado. En concreto, Irene Salido ha elegido una pieza suya para su gran día, que se ha celebrado este fin de semana en Jerez de la Frontera y a la que han asistido, entre otros invitados, Ana Bono y Andrea Pascual. Siempre interesada por el mundo del diseño, la gallega tiene un espíritu de lo más inquieto y parece que ha encontrado una nueva forma de dar rienda suelta a toda su creatividad. Ha sido gracias a un Stories de una de las invitadas al enlace donde hemos podido apreciar el primer vestido ideado por la exmodelo, un delicado diseño con un detalle en la espalda de lo más original, en el que se nota el inconfundible toque de Laura Ponte, todo un referente de estilo.

Primer vestido de novia diseñado por Laura PonteVER GALERÍA

Se trata de un traje de manga larga, con una cola de tul rematada con encaje. La originalidad del diseño reside en su espalda al descubierto, adornada con un aplique dorado y dos delicadas piezas de tela. Aunque hace mucho que dejó de desfilar, Laura siempre ha seguido vinculada al mundo de la moda y por eso se ha enfrascado en esta aventura, que también abarca vestidos de fiesta. En esta nueva faceta, Laura ha contado con la colaboración del taller de Sole Alonso, una reputada costurera de vestidos de novia que fundó su propio estudio en 1998 y dirigió la alta costura de Miguel Palacio entre 2003 y 2008.

Laura Ponte el día de su boda con Beltrán Gómez AceboVER GALERÍA

Precisamente, Miguel Palacio fue el autor del vestido que Laura Ponte lució en septiembre de 2004 en su boda con Beltrán Gómez-Acebo -primo del rey Felipe- que se celebró en La Granja de San Ildefonso. Para ese día, la gallega triunfó con la pieza que creó uno de sus íntimos amigos, un sencillo vestido de talle bajo con pedrería a modo de cinturón.  Como acompañamiento, un velo de encaje que colocó de forma muy original, al estilo de los años 20, con una diadema cedida por la infanta Pilar, que fue tendencia durante años en muchas novias. El look nupcial de Laura causó sensación y 14 años después se sigue recordando por su exquisita elegancia y su atemporalidad. No es de extrañar que tras el éxito que tuvo con su elección del estilismo para el “sí, quiero”, ahora sea ella la encargada de vestir a otras mujeres para pasar por el altar.

 

Nuevo oficio,nuevo reto.con #solealonso ❤

Una publicación compartida de Laura Ponte (@iamlauraponte) el

- Te presentamos la nueva (y artística) pasión de Laura Ponte, ¿imaginas cuál es?

Su rostro anguloso y su belleza serena cargada de personalidad hicieron que la modelo fuera toda una habitual de los circuitos internacionales de la moda. Fue descubierta a los 19 años en Londres, donde se encontraba estudiando Ciencias Políticas, y saltó a la fama con el concurso Look of the Year. Tras triunfar sobre las pasarelas de medio mundo se retiró de los desfiles hace 15 años. Ahora, vive volcada en el mundo del diseño y acaba de hacer una colección de bisutería para Roberto Verino, sigue con URG3I, un espacio de coworking, que acoge muchas disciplinas en Carabanchel (Madrid) donde también se hacen exposiciones, rodajes y fotos. La pintura es el otro arte que le ha conquistado. Ha realizado varios cientos de dibujos con trazos psicodélicos realizados con rotuladores, lápices, sparys y también con herramientas digitales.

Más sobre