Todos los detalles del romántico vestido de novia de Alessandra de Osma

Clásico y atemporal, así es el diseño que Jorge Vázquez ha confeccionado en exclusiva para la Princesa de Hannover

Siguiendo la tradición, uno de los secretos mejor guardados del enlace entre el príncipe Christian de Hannover y Alessandra de Osma había sido el vestido de novia. Después de que HOLA.com desvelase que Jorge Vázquez iba a ser el diseñador de su traje y de que el propio modisto compartiera en primicia con nosotros sus bocetos, sólo faltaba por ver cómo la Princesa de Hannover defendía este diseño clásico y atemporal camino del altar.

alessandra_1zVER GALERÍA

-Leer también: Los pendientes de Suárez que ha llevado Alessandra de Osma en su boda

Según declaraciones del propio diseñador a Hola.com, 'es un vestido que dentro de 30 años cuando se vea, siga sintiéndose ella misma'. Se trata de un romántico modelo de corte princesa, con una gran cola realizado en gazar de seda doble italiana, con cobertura de encaje chantilly rebordado en hilo de seda con motivos florales que inundan la zona del escote, falda y cola. La propia novia transmitió a Vázquez su deseo de ir elegante e impecable en el día más importante de su vida, dos conceptos que el diseñador ha intentado plasmar en su trabajo.

alessandra_2zVER GALERÍA

No era de extrañar que el gallego fuera la apuesta de Alessandra en el día más importante de su vida, puesto que no sólo mantienen una bonita amistad sino que, incluso, llegó a posar con sus creaciones hace dos años para la revista ¡HOLA! Las manos expertas del atelier de Jorge Vázquez han tardado más de seis meses y 600 horas de trabajo en confeccionar un diseño que encaja con la personalidad de la novia. Además, la estrecha relación que une a la peruana con las firmas españolas no queda aquí. Alessandra de Osma fue embajadora de la casa de joyería Suárez en 2016 y ha sido en quien ha confiado en este día tan especial para la elección de sus joyas. Concretamente, ha llevado unos pendientes de oro blanco con diamante central talla brillante y pétalos de diamante, que completa con una impresionante tiara floral de la Casa Real de Hannover que ya lució, entre otras, Carolinad e Mónaco en 2004.

Más sobre