Cinco prendas prohibidas para 'looks' de invitadas

Si te han invitado a una boda y no sabes qué ponerte toma nota de las prendas que no deberás usar bajo ningún concepto para tachar opciones de la lista

Una invitación a una boda puede ser un gran motivo de alegría, pero también todo un quebradero de cabeza, dar con el outfit perfecto es una tarea muy complicada. Entre las diferentes consideraciones a tener en cuenta a la hora de seleccionar un look de invitada encontramos: el lugar (ciudad o campo) la hora del día, el estilo… lo que empezó siendo un motivo para pasar una agradable tarde de compras se convierte casi en una tortura. Si andas un poco perdida con el tema del protocolo y las prendas que no podrás llevar bajo ningún concepto toma nota de estos puntos clave y ve tachando estilismos de tu lista de favoritos.

Manual básico de vestuario para bodas

  • Nada de vestidos o prendas blancas. A no ser que sea la protagonista del gran día, o esté expresamente indicado en la invitación, por tratarse, por ejemplo, de una boda ibicenca, este color está totalmente prohibido. Sí, los vestidos como el de Emma Roberts sientan muy bien pero mejor guárdalos para otra ocasión. No obstante, si escoges una prenda estampada en la que hay diferentes colores este sí podrá aparecer pero nunca ser el predominante. Ninguna novia se merece que una invitada le haga sombra el día más importante de su vida (por mucho que esa no sea su intención) así, que si no quieres entrar en su lista de personas no gratas elige otro tono. 

no a los vestidos blancosVER GALERÍA

  • Tocados, ¿sí o no? Si eres una amante de la elegancia que aporta este complemento a tus recogidos debes saber que solo están permitidos en bodas de día; si estás invitada a una de tarde-noche será mejor que te decantes solo por el recogido. Tanto las pamelas como los tocados tienen como principal función la de quitar el sol por lo que a partir de las seis de la tarde es totalmente innecesario. Si lo que deseas es darle un toque diferente a tu peinado puedes escoger, por ejemplo, un broche. Y si es una boda de día en la que se te permite usarlo, ten en cuenta que no debes quitártelo en ningún momento ni siquiera en la comida. Así, pues, piénsalo bien antes de usarlo.
  • Vestidos largos en bodas de mañana. El protocolo nos indica que en las bodas de día se debe apostar por diseños cortos, que no minifalderos, o por un traje de chaqueta. Este tipo de diseños quedan reservados, según el dresscode, a bodas que comienzan a partir de las siete de la tarde.  A medida que pasan los años las reglas van cambiando adaptándose a los tiempos que corren por lo que podemos ver en bodas más informales en el campo o la playa a mujeres que escogen vestidos largos vaporosos para estar más cómodas y acertadas.
  • Escotes, aberturas y vientre al aire para bodas religiosas. Si el enlace va a tener lugar en una iglesia, tu outfit requerirá un mayor recato y respeto, por lo que si vas a lucir escote o la espalda al descubierto usa una chaqueta durante la ceremonia. Es mejor insinuar que mostrar, esa es la premisa que debes seguir al escoger tu look de invitada. ¿Has seleccionado un diseño con escote de espalda? Si es así, mejor que el cuello sea redondo, si enseñas por detrás no lo hagas por delante y viceversa. La opción de Kim Kardashian estaría totalmente prohibida tanto por el pronunciado escote como por el corte minifaldero. 

prohibido-2zVER GALERÍA

  • Descartadas las prendas denim, y quien dice denim dice también prendas deportivas. Por mucho que seas de esas mujeres que no se sienten cómodas enfundándose vestidos de gala o pomposos diseños es importante seguir unas reglas, llevar tus jeans o camisa vaquera no es, ni mucho menos, una opción viable. Hoy día encontrarás diferentes alternativas con un toque elegante como puede ser un jumpsuit o unos pantalones de vestir.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más