En ¡HOLA!: Los duques de Feria, en la boda más 'chic' de Sevilla

Asistieron al enlace de dos grandes amigos, los italianos Alessandro Romano y Vera Perillo

Los duques de Feria asistieron el pasado fin de semana a una boda muy especial: la de sus íntimos amigos italianos Alessandro Romano y Vera Perillo que, enamorados de España (país de origen de la madre del novio y madrina), celebraron su enlace en Sevilla. Rafael de Medina y Laura Vecino dejaron por unos días su casa de Barcelona, donde llevan una vida familiar y discreta junto a sus hijos, los mellizos Rafael y Laura, de cuatro años, para acompañar a los novios en este día tan especial, tal y como se observa en las imágenes que publica este miércoles la revista ¡HOLA!. 

Una vez más, Laura Vecino brilló por su elegancia, con un diseño en azul noche de Versace, que dejaba un hombro al descubierto. Combinó su estilismo con unas sandalias 'nude', un elaborado recogido adornado con un original lazo morado y joyas de Suárez. Rafael de Medina, que ejerció de testigo del enlace, vistió chaqué. 

Los duques de Feria, de boda en SevillaVER GALERÍA

SI QUIERES LEER EL REPORTAJE COMPLETO, CONSIGUE LA REVISTA EN iPADANDROID O DESCÁRGATELA AQUÍ

Los novios se dieron el 'sí, quiero' en la iglesia de San Esteban, y tanto la ceremonia como la celebración, que tuvo lugar en el palacio Casa de Pilatos, propiedad de la familia paterna de Rafael de Medina, los Medinaceli, contó con pequeños guiños a nuestros país.

Alessandro Romano llegó al templo del brazo de su madre y madrina, Vicy de Dalmases Romano, con un vestido de encaje rojo y la tradicional mantilla española. Vera Perillo, por su parte, acompañada de su padre y padrino, Achille Perillo, sorprendió a su llegada con un impresionante vestido de estilo romántico. 

Esta boda traería a la memoria de los duques de Feria la suya, que tuvo lugar el 16 de octubre de 2010 en el Palacio de Tavera, en Toledo, cuyas imágenes se pudieron ver en las páginas de la revista ¡HOLA!. Laura Vecino deslumbró con un espectacular vestido de Giambattista Vali, de línea princesa y escote bañera, y dos joyas muy especiales: la gran corona ducal de la duquesa de Medinaceli, de perlas y diamantes, y una pulsera de su abuela Laura Satrústegui Figueroa. Dos años después de su enlace, el matrimonio dio la bienvenida -en noviembre de 2012- a sus hijos, los mellizos Rafael y Laura

Más sobre

Regístrate para comentar