'Wedding tips': Qué información útil hay que incluir en la web de la boda

Hoy en día tener una web con toda la información sobre la boda es casi una obligación, ya sea para consultar la etiqueta, los horarios o la lista de bodas

A día de hoy tener una web de la boda, una App o alguna forma de comunicarnos digitalmente con todos vuestros invitados, es casi una obligación. No es indispensable, pero sí que resuelve muchas dudas y facilita el que la mayoría de invitados (descontando a las personas que no sean amantes de las nuevas tecnologías) tengan acceso a los detalles de la boda de forma inmediata. Por eso, poco después de anunciar el compromiso, te pones manos a la obra: buscas la web más bonita, la más práctica, la que tenga la mejor plantilla. Introduces la url con vuestros nombres... y ahora, ¿qué?

La web de los novios debe ser, ante todo, interesante, ir al grano, y reunir toda la información que los invitados necesitan para hacerse una idea del tipo de evento al que van a acudir, que puedan consultar en cualquier momento y sin sobrecargarles con detalles innecesarios. Aquí van algunos tips para que vuestra web sea de 10:

1. LA LISTA DE BODAS. Es uno de los puntos clave de la web de los novios, y una de las páginas más visitadas. Precisamente porque es de las pocas cosas que resulta algo incómoda de plantear, tanto a ellos como a vosotros. Si tenéis abierta una cuenta bancaria, podéis incluir los datos en un apartado en la web en lugar de la invitación (siempre podéis añadir una pequeña nota que redirija a los invitados a vuestra web para conocer más detalles si quieren regalaros algo). Lo mismo sucede si tenéis contratada una lista de bodas, si tenéis pensado hacer alguna donación solidaria o si preferís que os hagan regalos a la antigua usanza.

2. LOS DETALLES EXTRAORDINARIOS. Todas las bodas son diferentes, y más hoy en día, cuando tendemos tanto a la personalización. Puedes utilizar la web para describir a grandes rasgos cómo será el evento o ampliar la información que normalmente ya suele darse con la invitación o el save-the-date. Por ejemplo, si se trata de una boda en el campo podéis incluir recomendaciones sobre el calzado o la vestimenta, y lo mismo si pensáis celebrar el cóctel en un jardín, donde resulta más complicado caminar con tacones.

3. CÓMO, CUÁNDO Y DÓNDE. A veces estáis tan metidos en los detalles de la organización que se os olvida que la gran mayoría de invitados (todos los que no pertenezcan a vuestro círculo más íntimo), pueden olvidarse de cuál es la localización de la ceremonia, la hora o incluso la fecha. Poner estos detalles por escrito y online, donde todos pueden consultarlos discretamente desde casa, puede salvarles de alguna que otra pregunta incómoda o una llamada de última hora. Intenta que las instrucciones sean claras y concisas, y no está de más incluir algunos documentos descargables, como planos, horarios o los detalles de la misa, para que puedan imprimirlos en casa.

4. QUIÉNES SOIS Y CÓMO OS CONOCISTÉIS. Sobre todo si vuestro guestlist incluye unos cuantos +1, es decir, parejas de amigos a quienes no conocéis en persona, y que quieran ponerse al día sobre vuestra historia de amor. No hace falta escribir una biografía completa, pero siempre podéis contar algunos pequeños detalles sobre cómo os conocísteis así como algunas fotos. En la lista de invitados siempre hay diferentes grados de parentesco y relaciones interpresonales, y no todos los invitados os conocen igual de bien, especialmente si tenéis amigos de grupos distintos.

5. RSVP. Es decir: répondez s'il vous plaît en el acrónimo francés, que se traduce por 'responda por favor' en castellano. Conocer quién viene y con quién a la boda es fundamental para llevar a cabo la organización de las mesas, una de las tareas titánicas de la boda; así que cuantos más canales para confirmar asistencia pongáis al servicio de vuestros invitados, mejor. Por correo, por teléfono, por e-mail, y sí, también en la web.

6. 'DRESS CODE'. Fundamental teniendo en cuenta que las bodas son eventos privados que se rigen solamente por la etiqueta marcada por los anfitriones, es decir, los novios. Si tenéis algún requisito especial siempre debéis indicarlo en la web (aunque es mejor sugerir que dar instrucciones directas), por ejemplo si vais a celebrar una boda playera y queréis que los invitados vayan de blanco, si es una boda clásica, si os gusta más el country chic o si es una ceremonia urbana seguida de un breve cóctel.

7. SUGERENCIAS DE ALOJAMIENTO. Sobre todo si organizas una destination wedding, para la que la mayoría de invitados tendrá que desplazarse, aunque hoy en día suelen ser necesarias en todas las bodas, por ejemplo si te casas en tu lugar de residencia pero tienes muchos invitados que vienen de fuera. Indica los tipos de alojamiento disponibles en la zona, siempre lo más cerca posible del lugar de celebración, transportes, instrucciones para llegar desde el aeropuerto o la estación de tren, y descuentos o códigos si has llegado a algún tipo de acuerdo con algún hotel.

8. REDES SOCIALES. Tanto si quieres que tus invitados las usen como si no, es mejor dejar clara la etiqueta relativa a las redes sociales desde el principio. Si tienes un hashtag específico para la boda también puedes indicarlo en la web.

9. LO QUE 'NO' INCLUIR. Detalles de eventos a los que no esté invitado todo el guestlist. Por ejemplo, la despedida de soltera, si es que te has involucrado en la organización, la escapada beauty con las damas de honor, o el brunch pre o postboda, si lo has reducido a unos pocos amigos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más