Vestidos aptos para un 'brunch' postboda

Las bodas de varios días no son la norma, aunque sí se llevan las reuniones en 'petit comité' con los amigos e invitados más allegados

Mimosas con zumo de naranja y champán, waflfes, bagels, croissants... embutidos, quesos o fruta fresca. El brunch es una de las maneras más deliciosas de comenzar un día perfecto, especialmente cuando se trata del primer día de recién casados. El término viene del inglés, breakfast + lunch, y es precisamente eso: un almuerzo a media mañana, que hace las veces de intermedio entre el desayuno y la hora de comer.

novias-brunch-02

La popularidad del brunch lleva varios años cotizando al alza, y cuando lo incorporamos al terreno nupcial suele organizarse de dos maneras: durante la despedida de soltera, con una reunión de mañana en lugar del clásico plan de noche, o como parte de una escapada de fin de semana con brunch incluido, o en la reunión en petit comité que organizan los novios con sus amigos la mañana después de la boda. Aunque la gran mayoría de novios de a pie aún esté muy lejos de celebrar una boda de varios días, lo que sí se está poniendo de moda son estas pequeñas reuniones de día, tanto si la fiesta se alarga hasta la madrugada como si no.

novias-brunch-04

'GET THE LOOK': 1. Skater dress con escote corazón en amarillo limón de Rare para Topshop (76 €). 2. Vestido drapeado en color mandarina con manga corta y cuello redondo, de Topshop (52 €). 3. Jumpsuit de jacquard en azul y plata con tirantes halter, pantalón cropped y botones delanteros, de Suno (1.150 €). 4. Minivestido blanco con escote asimétrico con ruffles y bordados de flores en amarillo limón, de Rebecca Taylor (706 €). 5. Blusa en georgette de seda con flores de colores (1.065 €) y falda bombonera a juego (895 €), de Mary Katrantzou. 6. Vestido midi en encaje blanco, de Amichi (69,90 €). 7. Sandalias con cuña en rafia natural, de Pura López (230 €). 8. Minidress en piqué elástico de color azul baby, con cut-outs en los laterales, de Elizabeth and James. A la venta en Net-À-Porter (400 €).

Las bodas multi-día son más frecuentes cuando se trata de una destination wedding, en las que es normal que los novios se reúnan con sus invitados en más de una ocasión para intercambiar impresiones, tanto los que llegan un día antes de la ceremonia como los que se quedan un poco más rezagados y prolongan su estancia hasta la noche después del día B. El brunch, sin embargo, es válido tanto para estas parejas como para las que celebran una boda urbana o local. Este tipo de reuniones son mucho más casuales que la ceremonia en sí, aunque todos, especialmente la novia, tienen en mente el vestuario: ¿qué llevo a una celebración de mañana de este tipo? ¿Hay que ir arreglado o se puede asistir en vaqueros?

novias-brunch-03VER GALERÍA

Un brunch postboda reduce las distancias entre la novia y sus invitadas: aunque es posible que la protagonista del fin de semana siga apostando por un diseño blanco, como un minivestido o unos pantalones con top en all white, tanto unas como otras disponen más o menos de las mismas opciones; nada de vestidos largos (éstos están reservados para las celebraciones de noche), mejor aportar por un diseño corto, como un skater dress con aberturas en un color cítrico que vaya del limón al mandarina, además de neutros y pasteles, rosas, corales o azules. El largo midi también vale, aunque mejor optar por un tejido de jaquard estampado que liso, combinado los salones o sandalias de tiras por un zapato más casual, como unas bailarinas o unas cuñas en rafia natural.

novias-brunch-05

'GET THE LOOK': 1. Blazer de color negro con un solo botón, de Forever 21 (25 €). Combina con pantalones pitillo blancos y crop-top a juego. 2. Vestido de crochet en color rosa, de Amichi (59,90€). 3. Skater dress en color amarillo con cut-outs en los laterales, de Topshop (26 €). 4. Sandalias de ante en varios colores, de Lodi (129 €). 5. Minivestido de tirantes en color coral, con volante al frente, de Victoria Beckham (943 €). 6. Vestido midi en algodón jacquard con estampado de flores, de Mary Katrantzou (2.290 €). 7. Minivestido con flores bordadas de Poète (159,90€). 8. Mono con escote corazón y diseño de flores blancas sobre fondo coral, de Yumi Kim (214,95 €). 9. Minivestido de crepe en color rosa baby, de Giambattista Valli. A la venta en Net-À-Porter (2.075 €).

Más pistas: un sencillo blazer de verano puede estructurar un vestido más sencillo o incluso darle algo de empaque a unos pantalones vaqueros blancos. También se llevan los volantes asimétricos en el escote o en la cintura, los cuellos amplios que dejan los hombros al descubierto, los monos de una pieza con pantalón cropped y estampados tropicales, y los zapatos con cuñas y plataformas. Para quienes prefieran un dos piezas en lugar de un vestido: las combinaciones de blusa de gasa con estampado de flores con una falda volada tipo bombonera o un pantalón palazzo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más