Diez veces en las que Olivia Palermo nos ha inspirado un 'look' de boda

A pesar de ser una 'fan' incondicional de los vaqueros, Olivia Palermo sabe desenvolverse como nadie con la mezcla de estampados en dos piezas y complementos, una regla esencial para no repetir atuendo entre las invitadas de boda

Aunque cada vez que la vemos por esta sección sea para hablar sobre cómo de golpe y plumazo consiguió crear una tendencia de novia de la nada, y a pesar de que los vaqueros se cuentan entre sus prendas preferidas y es una de las piezas que le vemos vestir más a menudo, Olivia Palermo no es ajena a los looks de fiesta. De hecho, ella sola podría llenar un manual con cómo combinar estampados en un atuendo formal, de cóctel o incluso largo y de ceremonia, sin despeinarse. El suyo es un talento natural para las prendas con grandes prints que a muchas otras chicas con categoría it se les resisten, y aún más para elegir los complementos, terreno en el que parece moverse como pez en el agua, y que es al mismo tiempo uno de los trucos clave del armario de fiesta que se basa en tres o cuatro patrones y colores muy similares.

novias-olivia-04VER GALERÍA

CUADRÍCULA vs. RAYAS. Dos looks que parecen el mismo pero no lo son. A la izquierda, con vestido con estampado de cuadrícula de manga larga y cuello redondo, y el bolsó pitón en amarillo que se cuenta entre sus favoritos. Este largo a la rodilla es apropiado para las bodas de mañana, lo mismo que la camisa con pantalones, uno de sus estilismos más ingeniosos, en blanco y negro y con rayas verticales pero de diferente grosor. En los dos casos, el beauty look y las joyas son además idénticos: pelo recogido en la nuca con raya partida, brazalete dorado en la muñeca derecha y uñas en rouge.

Cuando nuestras opciones ante la perspectiva de una nueva boda en el horizonte se reducen a llevar lo mismo de siempre, pero diferente, no está de más echar un vistazo al catálogo de looks que nos ha regalado esta socialité neoyorquina -'La' socialité neoyorquina, por decirlo de algún modo-, que se basan precisamente en esta teoría: a Olivia Palermo le hemos visto repetir con los mismos zapatos, capas y bolsos en varias ocasiones, pero el resultado nunca es el mismo. Estar siempre perfecta ha sido uno de los bastiones de esta influencer a la hora de labrarse a pulso su sitio en el front-row: lo suyo es un don que desde hace años se mira con lupa sin que ella parezca percatarse de la cantidad de tendencias que salen de su armario directamente al resto del mundo. Su capacidad para mezclar prendas es precisamente lo que nos lleva a analizar hoy con detalle algunos de sus looks más inspiradores que ha llevado recientemente, llevados al terreno nupcial claro.

novias-olivia-07VER GALERÍA

MIX DE COLORES BÁSICOS Y ACCESORIOS: El blanco y negro pocas veces tienen tantas oportunidades de lucirse como cuando los lleva Olivia Palermo. Analiza bien estos looks de izquierda a derecha: sin los accesorios, apenas se resumen en un little black dress con largo midi sin adornos; un vestido-esmoquin bicolor; un vestido camisero que es básicamente una camisa blanca clásica con falda; y un dos piezas con americana y falda con brocados, un clásico de las invitadas de boda. Sus trucos 'a la Palermo', también de izquierda a derecha: el pañuelo en la muñeca, el cinturón y las sandalias de Jimmy Choo con borlas; la camisa de seda interior con estampado de flores que contrasta con el black & white; el collar por debajo del cuello de la camisa; y la camisa con estampado dálmata con zapatos a juego.

No hace falta ni tan siquiera mirar la etiqueta para descubrir sus firmas preferidas, sino simplemente la manera en que consigue combinar con naturalidad prendas y accesorios que de entrada resutan impensables: un clutch de leopardo con un dos piezas en verde. Un maxivestido camisero con estampado de cuadrícula. Unos Jimmy Choo con borlas multicolor. Un pañuelo atado a la muñeca, sin joyas que valga.

novias-olivia-01VER GALERÍA

EL 'DRESS-COAT': El dress-coat no es una prenda exclusiva de la Duquesa de Cambridge: en Estados Unidos cuentan con su propia 'realeza' y Olivia Palermo es poco más que un símbolo de la misma. Este dress-coat de Matthew Willliamson con estampados étnicos y geometrías en forma de estrella no necesita más que un básico debajo (por ejemplo, un little black dress), para redondear el perfecto look de invitada. Los zapatos: planos, tipo loafer, de Alexander McQueen.

Elegimos diez veces en las que Olivia Palermo nos ha inspirado un look de boda en la galería de imágenes

Más sobre

Regístrate para comentar