Seis ideas divertidas para entretener a los invitados más 'peques' de la boda

Hablamos con una 'wedding designer' profesional para que nos cuente qué tendencias en entretenimiento infantil se llevan en las bodas de hoy

Hay parejas que son niñeras y otras que no. Hay parejas que, incluso siendo niñeras, prefieren celebrar el día de su boda sin invitados 'bajitos'. Otras no saben cómo plantear esta pregunta a sus seres queridos, sobre todo los que se debaten entre traer o no 'peques' a la boda. En el otro lado de la balanza están los novios y novias que disfrutan tanto de la presencia de los niños que les convierten en unos protagonistas más de la ceremonia.

A la hora de elegir a quién invitamos, hay que tener en cuenta la facción más chiquitina del guestlist, tanto si decidimos hacer partícipes a los niños de nuestro día como si no, y cómo y cuándo es mejor entretenerles, o si tenemos que comunicar a sus papás la decisión de no invitarles. Es un tema delicado, pero también divertido: los 'peques' aportan color, escenas inolvidables y sobre todo muchos momentos felices, y es por eso que hoy les dedicamos un apartado especial, para saber cuándo y de qué manera es mejor incluirles en el día B.

novias-ninos-01VER GALERÍA

© People Producciones

"Lo ideal es hacer lo que a los novios les haga sentirse más cómodos, porque es una decisión muy personal", así nos responde Wendy Vidal, wedding designer profesional y una de las mitades fundadoras de Bodas de Cuento, un dream-team de wedding planners con base en Zaragoza y Barcelona. La pregunta: ¿cuál es el mejor protocolo a seguir a la hora de invitar a los niños a la ceremonia? "Si pensamos invitar a los niños, se suele poner en el destinatario de las invitaciones el nombre de los padres seguido de 'y familia'; de esta forma quedan invitados los hijos". Si por el contrario preferimos una boda solamente 'de mayores', es necesario indicarlo desde el primer momento para no encontrarnos con la sorpresa de que los padres los llevan. "Es un tema muy delicado porque podemos ofender o entristecer a los padres, pero quizá explicando que es 'una boda solo para adultos' pueda ser la manera para hacerlo".

novias-ninos-02VER GALERÍA

© People Producciones

Desde el punto de vista de un wedding planner profesional, esta decisión debe dejarse exclusivamente en manos de los novios, ya que los invitados suelen ser una parte esencial de la boda: al fin y al cabo, son las personas que hemos decidido, una por una, que compartan con nosotros nuestro gran día. "Si el no invitar a los niños va a crear conflicto con familiares o amigos, tienen que sopesar qué decisión tomar. Si se tienen dudas de si los niños y sus padres van a estar entretenidos y a gusto, los profesionales nos encargamos de buscarles opciones para que unos y otros disfruten de la boda, y quitarles ese quebradero de cabeza a los novios".

novias-ninos-05VER GALERÍA

© Bodas de cuento

Si finalmente nos decidimos a invitar a los niños, y lo que es más, a incluirles en la ceremonia, los papeles más habituales son los roles de paje, así como los encargados de llevar las arras o los anillos. "Cuando hay varios niños que se quiere que participen en la boda, se les viste con los mismos trajes y se consigue una armonía y estética ideal. Últimamente se ha puesto de moda darle un cartel de madera o similar al niño que lo lleva encabeza la comitiva, con la frase 'Aquí viene la novia', o un mensaje en esa línea; es una idea bonita, y así le podemos dar protagonismo a un niño que sea especial para los novios: un sobrino, ahijado o el hijo de los mejores amigos de los novios.". Por otro lado, en bodas donde los novios tienen hijos, ya sea en común o de un matrimonio anterior, es el momento perfecto "para que tengan un papel muy especial, y puedan entrar incluso de la mano de la novia o del novio en la ceremonia".

Entre las nuevas tendencias en organización de bodas, no faltan las que se orientan a entretener a los niños de la manera más divertida: coordinar el entretenimiento infantil es una de las tareas habituales de los organizadores de bodas, que a menudo tienen que ajustar el carácter de la ceremonia imaginado por los novios, a maneras eficaces de mantener a los niños bajo supervisión, y, que, a la vez, disfruten de un evento que suele estar más orientado a los mayores. Algunas ideas:

ÁREA PARA NIÑOS: "En el cóctel se puede montar una Kid´s Area, con un tipi, alfombras, cojines y juegos; una zona especial para ellos, decorada con elementos de juego que los tenga entretenidos". La decoración infantil a menudo es parte integral de las zonas destinadas a los 'peques', pero también del resto de momentos la celebración de los que forman parte. "Nosotros siempre incluimos cositas para jugar, libros para pintar, puzzles, un globo en su silla... O preparamos un kit especial para ellos, con una cajita personalizada para cada uno, que contenga pinturas, pegatinas y pequeños pasatiempos. Así pueden estar entretenidos también mientras comen".

novias-ninos-03VER GALERÍA

© Bodas de cuento

CARRITO DE APERITIVOS: "Se puede emplear un carrito de forja adaptado a su tamaño, un pequeño stand tipo mercado, un kiosco... Es decir, un elemento decorativo de temática infantil donde presentar los aperitivos que van a tomar. De este modo se hace más atractivo el cóctel para ellos, y nos aseguramos de que 'pican' algo de comer".

BABYSITTER: "Es algo que recomendamos en todas nuestras bodas, alguien que se haga cargo de los niños durante toda la ceremonia y también después, que se asegure de que comen o cenan, y ayude a los más pequeños para liberar a los padres de esta tarea. Puede jugar con ellos o incluso cuidar que los bebés duerman".

ZONA DE LACTANCIA: "Es algo que hemos montado en varias bodas en las que había muchos bebés: una habitación tranquila en la finca donde se celebraba la boda, con un par de sofás, cambiador e incluso una cuna de viaje. Y elementos de cuidado del bebé, como toallitas, una cesta con pañales, colonia, etc.".

CUENTACUENTOS: "Les fascina a los niños".

BÚSQUEDA DEL TESORO: "Con un monitor de juegos disfrazado de pirata, siguiendo un mapa ficticio con el que hay que buscar un tesoro que se encuentra escondido en el jardín. Es una actividad que les apasiona y les mantiene entretenidos durante horas".

¿Que pasa cuándo llega el momento de que 'todos los 'peques' se vayan a la cama'?

Si una persona muy importante para los novios acude a la ceremonia, y lo hace con niños, otro reto que hay que plantearse y que requiere de una solución organizativa es cómo hacer para que ese invitado especial no se pierda ninguno de los instantes mágicos que tenemos preparados para ese día, incluso si llega la hora de que los 'peques' se vayan a la cama. En una ceremonia de tarde, por ejemplo, y si el cóctel se sirve al filo de las 8, es posible que el brindis y el corte del pastel no llegue hasta por los menos las 10.

"Cada niño tiene sus propios horarios y rutinas", explica Wendy, "así que si la boda es de tarde, lo ideal es contratar a una cuidadora y disponer de una sala preparada con sofás, mantitas, cunas de viaje o el propio carrito de los bebés, donde los niños puedan acostarse durante el tiempo que sea necesario y que los padres estén tranquilos". El objetivo: que los niños estén atendidos en todo momento, y que los papás y mamás disfruten de ese día tanto o más que el resto de invitados.

Más sobre

Regístrate para comentar