La novia 'rockera'

La nueva colección de Carolina Otaduy para las novias de 2016 repite con la cazadora, que también eligió Chiara Ferragni en su primer estilismo como 'it-bride' para Pronovias. Te proponemos un 'shopping' de novia en clave de rock

Cuando Pronovias le encargó a Chiara Ferragni cambiar su papel de bloguera por el de estilista, lo primero que hizo la italiana -nombrada primera it-bride oficial por Pronovias-, fue plantarle una cazadora vaquera a uno de los vestdos de encaje de la firma. Unos meses más tarde, Pronovias se estrenaba con su primer desfile en la New York Bridal Week, donde los complementos de novia son tan importantes como el traje, así que la firma no iba desencaminada al elegir aquella cazadora Levi's blanca, combinada con unos Manolo's y joyas de Pronovias y Aristocrazy.

novias-biker-01VER GALERÍA

La semilla de la novia 'rockera' también la ha cultivado otra firma catalana, más pequeñita que Pronovias, pero con un atelier que ha ido ganando adeptas en los últimos años, especialmente entre las novias que buscan un estilo más moderno o alternativo al clásico princesa. En sus colecciones abundan los dos piezas, con falda y top por separado, y los LWD (little white dress), es decir, los vestido de novia cortos, en crepe de seda o encaje, con bajos de volantes, faldas con vuelo y bolsillos, que, para más inri, a menudo toman el nombre del grupo de música cuyas canciones hayan servido para inspirar cada uno de ellos. La línea de complementos refuerza aún más la idea de la novia rockera, puesta en órbita esta temporada por Pronovias: cazadoras bomber con las palabras I do -'sí quiero' en inglés-, bordadas en hilo de oro en el pecho, carteras de mano para novia, chaquetas de polipiel y una cazadora biker para novia que aparece en la colección Ritual Lovers, con corte por encima de la cadera, cremalleras y panel de encaje en la parte superior de la espalda y escondido dentro de los puños.

"Me encanta la idea de mezclar una prenda tan street como la cazadora con vestidos de alta costura, creando un look muy ecléctico", nos explica Carolina Otaduy al preguntarle por la tendencia de la cazadora de novia. "Combinar seda y diferentes tipos de bordados le da cierta ligereza. La cazadora es un must en mi armario así que también puede serlo en el de una novia". Su nueva colección, de hecho, incorpora cazadoras teddy y cazadoras de cuero mezcladas con tejidos nobles como el crepe de satén o la bámbula de seda. "Con ellas las novias pueden jugar para no perder su personalidad", algo que define el conjunto de su propuesta, y en cuyo taller a menudo se personalizan tanto los vestidos como los complementos con las iniciales o con algún otro detalle a petición de la novia.

Pero, ¿está de moda realmente la novia rockera? "Está de moda que la novia se sienta ella misma, fuerte, libre y sobre todo que celebre el amor, que cada cual concibe de forma distinta".

novias-biker-03

'SHOPPING' EN CLAVE DE ROCK. Chaqueta de polipiel Harper, con mangas de encaje de la línea de vestidos de novia de Otaduy (390 €). Calcetines de nylon con lunares black & white, de Kate Spade (15 €). Sandlias de espejo con estructura de lazos abiertos en color platino, de Oscar de la Renta. Están elaboradas en cuero italiano e incorporan una pequeña plataforma (1.064,40 €). Barra de labios Russian Red, de MAC (18 €). Juego de joyas con brazalete pavé y pendientes en forma de rayo, en oro blanco de 18 quilates y diamantes blancos, de Stepehn Webster (p.a.c). Peine flexible para el cabello con triple mariposa de cristales de Swarovski, pensado para llevarlo a un lado o encima del recogido. Hecho a mano en Nueva York, con envíos a todo el mundo. De Jennifer Behr (758,48 €). Cazadora biker de piel en color negro con corte slim-fit y cremalleras en ángulo, de Balenciaga. A la venta en Net-a-Porter (2.200 €).

Más sobre

Regístrate para comentar