Los once vestidos de novia más bonitos que se han presentado en Nueva York

De la réplica del traje de novia de Angelina Jolie, a los 'leggings' de encaje o el estreno de Pronovias por primer vez en la 'bridal week': así ha sido la edición de otoño de la pasarela neoyorquina

Casi doce meses hemos tardado en tener una réplica casi idéntica de uno de los vestidos de novia más comentados del año pasado: uno de los diseños que Amsale ha presentado en la edición de otoño de la New York Bridal Week celebrada estos días, de falda amplia, con top suelto y tirante espagueti, es casi idéntico al Versace con el que Angeline Jolie le dio el 'sí quiero' a Brad Pitt en septiembre del año pasado. Ya entonces adelantábamos que el modelo, especial por su sencillez, sería tendencia, aunque al final ha sido en la edición de otoño, y no en la que se celebró en abril, que por fin una firma ha subido a la pasarela un vestido 'gemelo' al de esta celebrity bride.

novias-bridal-05VER GALERÍA

Junto a este diseño, otro de los 'momentazos' de esta edición de la bridal week ha sido el desfile de Pronovias, que por primer vez en la historia de la firma han desfilado en el marco de la New York Bridal Week, presentando sus propuestas para 2016, las mismas que ya desfilaron en Barcelona en mayo. Aunque no es la primera vez que los neoyorquinos tienen la oportunidad de ver en primer persona los vestidos de la marca española -al fin y al cabo, Pronovias tiene un flagship store paralelo a la Quinta Avenida-, la firma nunca había desfilado junto al resto de diseñadores americanos que presentan en Nueva York. Al desfile acudían, además, Vega Royo-Villanova, que justo hace un par de semanas pasó por el altar en la ciudad de los rascacielos con un diseño fifties de Pronovias. y varias bloggers internacionales, entre ellas Danielle Bernstein, Rumi Neely y Jennifer Grace; las tres protagonizarán la próxima remesa de it-brides de Pronovias, recogiendo el testigo bridal de Chiara Ferragni.

novias-bridal-01VER GALERÍA

Los pequeños 'guiños' que Pronovias ha introducido en sus diseños para adaptarse a la novia neoyorquina: los separates, o vestidos de dos piezas, una tendencia que triunfa al otro lado del Atlántico, con diseños compuestos por falda y cuerpo, y que permiten mezclar y combinar distintas piezas; también otros looks más clásicos y 'más Pronovias', como los vestidos-joya bordados con piedras preciosas, o el vestido de novia camisero, un diseño ideado en su día por Manuel Mota, y que es sello de identidad de Pronovias. La estrella del pase: aunque más discreto que su despliegue de medios en el desfile de Barcelona, en esta ocasión la firma ha contado con el 'Angel' de Victoria's Secret, Romee Strijd, para encabezar su casting de modelos. Nada mal para ser la primera vez en Nueva York.

novias-bridal-04VER GALERÍA

Más pistas trendy en esta nueva remesa de vestidos de novia: la pasarela de otoño de Nueva York suele hacernos la boca agua pensando ya en las colecciones de novia que están por venir, y aunque es algo más modesta que la edición de primavera, los diseñadores suelen atreverse con modelos más innovadores, además de las consabidas prendas de abrigo para novia que se esperan en una presentación de tendencias de otoño. De ahí que nos hayamos encontrado, por ejemplo, con varias firmas apostando por el legging y la media de novia que queda a la vista, en encaje de color blanco, y que a menudo complementa a vestidos elaborados en otras texturas, muy especialmente las faldas de tul. Se lo hemos 'fichado' a varias de las novias de Houghton NY -que precisamente fue una de las dos firmas que hizo 'intercambio' entre Barcelona y Nueva York en la pasada edición de Gaudí Novias-, y también en los vestidos de novia asimétricos de Inés di Santo, más largos por detrás que por delante.

novias-bridal-06VER GALERÍA

Más clásicas han sido las propuestas princesa de Marchesa, incluido un diseño con top de encaje de manga francesa sobre escote corazón, un diseño muy similar al que las lectoras de hola.com han elegido como el estilo de novia más bonito que existe. Los escotes de Angel Sánchez también merecen mención aparte: esta firma suele apostar por los diseños arquitectónicos, que se sujetan como por arte de magia, y en los que el truco es en realidad una malla nude finísima y prácticamente invisible. Destacan sobre todo los escote 'mágicos' combinados con faldas lápiz -un clásico neyorquino en las bodas civiles que se celebran en la ciudad-, y en los monos de una pieza con pantalón.

Elegimos 11 vestidos inolvidables de la bridal week de Nueva York

Más sobre

Regístrate para comentar