El 'total look' de la novia

La firma de vestidos de novia de Claire Pettibone acaba de estrenarse en el terreno de los anillos de compromiso, aunque no es la única

Hace unos días, veíamos por fin al detalle el vestido de novia de Nikki Reed en su boda junto a Ian Somerhalder: una pareja de 'vampiros' vestidos completamente de blanco, y con el diseño de ella firmado por Claire Pettibone, una de las diseñadoras más demandadas de la New York Bridal Week; en sus desfiles, no faltan los detalles de flores, los acentos de color en bordados en coral o verde menta, y, casi siempre, sus modelos salen desfilando sobre una pasarela de pétalos. Todo detalles de ensueño, a los que ahora hay que sumar uno más: la firma acaba de desvelar su colaboración con la línea de joyería Trumpet & Horn, una pequeña colección cápsula de anillos de compromiso, con gemas de colores, y que sale a la venta por primera vez este mes de octubre.

Una foto publicada por Trumpet & Horn (@trumpetandhorn) el

La colección, de dieciocho piezas, se inspira en la joyería vintage, como la propia diseñadora explicaba recientemente al 'hada madrina' de las novias norteamericanas, Martha Stewart, e incorpora piedras preciosas como diamantes, zafiros y ópalos engastados en oro blanco, amarillo y rosa. Este tipo de colaboraciones entre firmas de novia y casas accesorios no es nueva, y de hecho, muchas grandes firmas de moda nupcial acaban lanzando sus propias líneas de complementos después de 'experimentar' con colecciones cápsula. Al fin y al cabo, el look total de la novia pasa necesariamente por los accesorios, siendo el primero de ellos, el que nos pone de camino al altar, el anillo de compromiso. De ahí que en los últimos años hayamos visto a cada vez más firmas de renombre ampliar su catálogo con piezas de alta joyería. Algunas de ellas: Marchesa, Vera Wang o Monique Lhuillier.

El efecto y poder de los accesorios no es exclusivo de NYC: en España, que cuenta con una de las industrias nupciales más potentes del mundo, también hemos asistido recientemente al 'efecto Pettibone', esto es, firmas de novia que se atreven con otros elementos del look nupcial. Una de las primeras en hacerlo fue Rosa Clará, que en 2011 lanzaba su primera colección de pendientes bajo el nombre Rosa Clará Jewelry, y que ya entonces estaba integrada por preciosas piezas colgantes de diamantes sobre oro blanco, con perlas y detalles vegetales.

Junto a la joyería, la firma catalana también incluye en su colección anual una selección muy coqueta de zapatos de novia, con unos 15 modelos peep-toe tan sólo en la colección de este año, y que combinan ante, encaje, charol o seda brocada, además de tops para acompañar el cuerpo del vestido y velos de tul, largos, midi y tipo pirata.

Otra firma que nos permite salir de la tienda con un total look de novia, casi de la cabeza a los pies, es Pronovias, otro 'gigante' bridal con la etiqueta made in Spain, y que no sólo tiene velos de novia en su colección (con precios tan variados que van desde los 100 a los 1.200 €), sino que en su gama de accesorios encierra auténticos tesoros, como las codiciadas joyas para el pelo, y que incluyen desde bandanas de flores blancas, muy similares a las flores de cera tradicionales, a horquillas rectas y en espiral con flores de cristal, peines de novia, diademas o tiaras. La colección es un sueño para las amantes de este tipo de joyería, ya que abarca prácticamente todos los estilos de novia, desde la clásica con velo catedral, al boho-chic de la novia que se casa en la playa. La colección de accesorios de Pronovias también incluye pendientes y broches de bisutería, cinturones, zapatos, guantes de novia e incluso lencería y cancanes.

La muestra de complementos nupciales más original de 2016, al margen de los anillos opalescentes de Claire Pettibone, también tiene sabor español, en los nombres de Jesús Peiró, Marco & María e Isabel Zapardiez. La primera, en manos de la dirección creativa de Merche Segarra, lleva varias temporadas apostando por el oro puro en sus diseños, y eso se nota también en sus complementos: su catálogo cuenta con un lookbook completo de accesorios combinados de formas diferentes, y creando distintos estilos de novia. No faltan los boleros con remates de encaje o bordados de strass en oro viejo, con cinturones y brazaletes a juego, los tocados con microvelo, los clutch de novia, las chaquetas de lana suave con perlas y las capas de plumas, además de velos de novia a diferentes alturas.

DESCUBRE LOS DIFERENTES LARGOS DEL VELO

Una foto publicada por Isabel Zapardiez (@isabelzapardiez) el

Isabel Zapardiez, por su parte, se desmarcaba el año pasado adentrándose en el territorio del calzado nupcial y de fiesta, presentando una primera colección de sandalias en azul que enmarcaban el pie con plumas, y continuando este año con sus salones en amarillo limón. Imprescindibles si nos subimos al tren de las novias con zapatos de colores. La propuesta más original: la de Marco & María y sus anillos 'araña', una colección de joyas a medio camino entre el anillo y la pulsera, que se cierran en torno a la palma de la mano y asoman entre los dedos mostrando cristales en negro azabache o blanco. Un must para novias e invitadas.

Más sobre

Regístrate para comentar